¿ Y QUÉ HA PASADO?

 

Lo decía un comentarista, cuando se conocieron los resultados electorales. Fue una frase clara, seca, para la posteridad. “Mientras los partidos de la derecha no se integren, nunca más ganarán las elecciones.”

¿Exageración ? ¿Sentencia gratuita?. No. El autor se refería al sistema electoral, a la Ley D´Hondt que reparte escaños en función de la representatividad alcanzada por los partidos. A mayor fragmentación otorga menos resultados. Muy sencillo, si el PP, Ciudadanos y Vox fueran un solo partido, habrían ganado las elecciones. Entre ciento sesenta y ciento setenta escaños. Los tres partidos se han enfrentado y los tres han perdido.Los tres defienden lo mismo y los tres se han ignorado. Los tres no han trabajado para ganar. Lo han hecho para que ganara el PSOE. Y lo han conseguido. ¿Se han dado cuenta a estas horas?. No estoy tan seguro.

De economía se ha hablado poco en los debates. Casi nada o nada. Se ha dado por sentado que la economía va bien y que el rumbo no se va a torcer. Como una constante, invariable al margen de los acontecimientos. Pero la verdad es que la composición del nuevo Parlamento, no invita a las alegrías. Ni tampoco, -aunque sea por el momento- las declaraciones de los líderes que podrían dar una estabilidad a la formación de un nuevo ejecutivo. Ciertamente la mayoría absoluta la obtendría el acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos. La cultura de la coalición. Esto es, “vamos a dejar los personalismos y vamos a trabajar juntos para la prosperidad del país”.  Pero esta cultura que ha venido siendo patrimonio de países como la Alemania Federal, está aún lejos de seducir a nuestros líderes.

Sí, los políticos encerrados en su particular jaula de cristal.  Y el pueblo de oyente. Con un solo objetivo, “vivir mejor”. ¿Lo habrán entendido los que mandan? ¿Tanto cuesta?.

 

 

1 de mayo de 2019

DECIR Y HACER

 

Tan distinta una cosa y otra. Muy fácil, muy sencillo e inmediato, “decir”. Prometer, asegurar, “que si salgo elegido voy a hacer esto o aquello.” Lo importante es tratar de asegurar el voto. Convencer a los indecisos. Seducir a los que votarían otra opción. Hacer lo imposible para conseguir el triunfo. ¿A costa de mentir?. ¿A costa de decir medias verdades?. ¿Las famosas fake news?. Pues sí. En campaña electoral todo parece más liviano, menos trascendente. “Puedes prometerme la luna. ¿Porque, no?”. “Claro que no me lo voy a creer, pero tampoco te voy a reprochar por ello.”

Parece evidente que uno tenga que hacer cualquier cosa para cosechar el triunfo. Tratar de obtenerlo, tocarlo con los dedos. Luego si se llega a mandar ya todo tiene otro cariz. Porque el que manda, puede mucho. Lo que se prometió se olvida fácilmente, los discursos cambian de color y de contenido y el pueblo que era soberano a la hora de elegir al candidato, tiene ahora que obedecer, que someterse al dictado del vencedor.

Estamos en la última semana electoral. Se terminan las encuestas y se van concluyendo los debates. Estos próximos días los cabezas de cartel van a dirimir sus fuerzas en la televisión pública y en una cadena privada. Ya sabemos lo que van a decir. Unos y otros. Porque el mensaje se ha repetido una y otra vez. ¿Alguna novedad?. Quizá frases, dardos envenenados entre unos y otros. Rostros,miradas, semblantes, que sin hablar delatan un interior de fortaleza o de larvada inseguridad. ¿Quien o cual de los líderes ofrece una mayor confianza, una mayor credibilidad?. Cada votante es el juez supremo. Propietario de su decisión, de su voto.

Muchos indecisos. Hablan de un 40%. De estos que esperan al final. Al último día. Para despejar la cabeza de incógnitas. Todos estos, muchos, millones, que están convencidos que gane uno u otro, tendrán ellos que seguir trabajando,día a día; que su situación personal no va a cambiar, mande la derecha o la izquierda. Por mucho que les hayan prometido que vayan a acceder al mejor de los mundos. Votantes que han sido protagonistas ya en muchas elecciones. Que oyeron ya a muchos candidatos en el pasado. Que se animaron con los programas de la izquierda o de la derecha. Y que luego, poco a poco se han ido alejando de la política. Creyendo solamente en lo más inmediato. En la vuelta al trabajo. A todos estos les invade la indecisión.  O la abstención. Un castigo a  los políticos.

Aunque tampoco esta actitud que se hunde en el escepticismo, solucione nada. Pero es lo que hay.

 

21 de abril de 2019

UNSERE “VERDAMMTE” BÜROKRATIE

 

Eine deutsche Bank hatte vor einigen Jahren eine Hypothek zur Sicherung eines an einem Kunden erteilten Darlehen im spanischen Grundbuchamt eintragen lassen. Der Kunde hat dieses Darlehen getilgt und wollte die Hypothek im Register löschen. Im Prinzip kein Problem. Es muss aber eine öffentliche Urkunde um diese Austragung vorzunehmen ausgeführt werden. Nur eine öffentliche Urkunde, -auch in diesem Fall, -hat eine Eintritt im Register. Aber bevor dies erfolgt,  muss das Finanzamt prüfen ob die Löschung versteuert werden muss.

Die Register Beamten können laut Gesetz keine Registrierung durchführen wenn das Finanzamt keinen Vermerk in der Urkunde bezüglich der Zahlung der Steuer vornimmt. In diesem Fall fällt keine Steuer aber die Beamten brauchen auch dieser Vermerk. Das Finanzamt kann nur die Urkunde prüfen wenn ein Bevollmächtigter der Bank die Urkunde bezüglich der Löschung persönlich vorliegt. Der Bevollmächtigte muss selbstverständlich eine entsprechende notarielle Vollmacht zum Nachweis seiner Vertretung auch verbindlich zeigen. Und dann fragt der zuständige Beamte, „wo liegt die spanische Steuernummer der Bank“ ?. Antwort: die Bank führt kein Geschäft in Spanien. Vor Jahren wurde diese Hypothek erteilt. Wozu, lediglich zur Löschung der Hypothek braucht die Bank eine Steuernummer? Antwort: die Erfüllung dieser Formalität ist unabdingbar. Ohne spanische Steuernummer kommt keinen Vermerk zustande. Auch keine Austragung. 

Und wie kann die deutsche Bank die spanische Steuernummer erlangen? Antwort: im Konsulat oder selbstverständlich beim Finanzamt in Spanien. Wer kann dies beantragen? Antwort. Nur die Personen die entsprechend befugt sind und auf notariellen Vollmachten verfügen. All dies muss auch persönlich durchgeführt werden.

Genug? Die Löschung hat noch nicht stattgefunden. Die Geduld hat auch Grenzen.

21 de abril de 2019

NO ME CREO LAS ENCUESTAS

 

Bueno, en realidad no se si se las cree mucha gente. Ayer el CIS publicó la última de las encuestas del Sr.Tezanos, que es el socialista que está al frente de la institución oficial que elabora estos estudios. El resultado es el que era de esperar. El PSOE es el que gana con diferencia las elecciones y tanto el Partido Popular como Ciudadanos pierden unos cuantos, bastantes escaños. Vox, en cambio se consolida como fuerza ascendente.

Era Churchill quien decía que solamente se creía las encuestas que él producía. Tenía razón. Porque la elaboración de las encuestas se presta a todo tipo de componendas y artificios. Empezando con las personas entrevistadas. Con la selección de la población a la que se le van a hacer las preguntas. Y cómo van a ser estas preguntas. Y como se va a reflejar o transcribir la contestación. Y luego la tabulación de los resultados de la encuesta.

¿Que grado de sinceridad, de verdad podemos encontrar en el contenido de las encuestas que se realizan?. ¿Que interés tiene el encuestado en contar lo que realmente va a votar?. El voto tiene mucho que ver con la intimidad, con la conciencia, con la expresión externa de una voluntad que quiere transmitir un estado de ánimo, de mensaje hacia el entorno político. ¿Porque desnudarse por una encuesta?.

Quiérase o no, la encuesta transmite,- quiere transmitir- una tendencia. Que el común del ciudadano llegue a un cierto convencimiento que aquel partido, primero en las encuestas, es el que merece ganar las elecciones. Llamar también a la inercia del ciudadano que puede hacer un seguimiento de lo que expresa una mayoría de encuestados. Esto es, hacerle fácil la decisión de a quien votar. ¿Encuestas manipuladas?. No, exactamente. Pero lo de la “cocina”, lo de la encuesta aderezada con un buen condimento, sí vale.

De todos modos muy pronto vamos a salir de dudas. La victoria o la derrota de las encuestas.

10 de abril de 2019

ALQUILERES

 

En varias ciudades europeas, Barcelona, Londres, Berlín, se han producido manifestaciones ayer sobre la cuestión de los alquileres. El precio por el alquiler de una vivienda en las grandes capitales es muy alto y dicen que el Estado ha de ponerle freno. En Alemania se ha empezado a hablar de “Enteignung”, esto es de expropiación. Que los gobernantes actúen y llegando a una situación límite, se expropie a los dueños de los inmuebles. Se apela para justificar este objeto en que la Constitución alemana establece que la propiedad está subordinada al interés general. Hasta ahora nunca se ha aplicado este precepto, pero se argumenta que no por ello,-y ante una situación límite-, no pueda ejercitarse.

El problema es muy semejante en Barcelona o en Madrid. Y también la Constitución española establece que la propiedad está subordinada al interés general. La Constitución reconoce el derecho de propiedad, pero es indudable que los límites existen. La presión relacionada con los alquileres es uno más, si lo relacionamos con los condicionamientos urbanísticos. Y la realidad nos dice que no es fácil conciliar intereses que pueden considerarse contrapuestos. Esto es, que el ciudadano pueda acceder a una vivienda digna en condiciones económicas que pueda asumir y por otra parte preservar los derechos del propietario a obtener una compensación adecuada a la inversión que ha realizado. En el mercado inmobiliario la ley de la oferta y de la demanda, se halla fuertemente influenciada por la acción de la  Administración. Las leyes urbanísticas son restrictivas, complejas, de lectura e interpretación difícil. La iniciativa privada se ha alejado de la promoción de viviendas. Ejemplo, Barcelona. No es extraño por ello que la oferta sea cada vez más escasa. Y que los alquileres sigan su ascenso.

También se dice que los “fondos buitre” están haciendo su agosto. Compraron miles de viviendas y les prometieron una rentabilidad que dudo estén obteniendo, si empiezan a considerar el mantenimiento y reparación de los inmuebles adquiridos. Los bancos trataron de limpiar sus balances con la venta de estos activos, prometiendo o asegurando una constante revalorización y buenas rentabilidades procedentes de los alquileres. Me pregunto si hoy día estos Fondos se se sienten muy felices con la inversión realizada. Problemas no les van a faltar a la vista del clima social que se está produciendo.

No existe una solución a corto o medio plazo en este asunto. Fijar el máximo de un alquiler por decreto, significaría asestar un golpe muy serio a la  economía de mercado y al propio sector inmobiliario. Por otra parte, el Estado no ha sido especialmente ágil ni eficiente a la hora de ejecutar un programa público de vivienda social, que permitiera complementar las insuficiencias de la iniciativa privada.

Solamente una crisis, la que se inició en 2008 en los USA, cambiaría la situación. 

Pero está claro que esto no lo quiero yo, ni lo quiere nadie.

 

 

7 de abril de 2019