«ESPAÑA PUEDE»

No, no lo he inventado ahora. Es el título de un voluminoso informe editado por el «Gobierno de España», a raíz de la concesión de los 140.000 millones de euros, por parte de la UE y que van a regar la economía de este país en los próximos años.

Y debajo del título, que no me negareis puede generar un sustancioso debate acerca de su significado último, aparecen los siguientes apetitosos subtítulos que transcribo por riguroso orden de impresión: «Proyecto, Plan de recuperación, transformación y resiliencia.»

Naturalmente a uno, -a la vista de tan potentes titulares,- se le ocurre establecer las correspondientes relaciones entre unos y otros, para llegar a algún primer desenlace o conclusión. Y la inmediata es la de que, «España puede» y que este «poder» se vincula al proyecto/ plan, con los fines u objetivos antes mencionados. Los trataré a continuación de especificar para ver si yo mismo puedo «aclararme» en este asunto.

Empiezo por «recuperación». Leo que la recuperación es una especie de estado de una persona que está agotada o desgastada debido a una gran dificultad o prueba física y necesita un período de «recuperación» para volver a la normalidad.

Sigo con la «transformación» . Viene del latín «transformatio» y supone «el hacer cambiar de forma a algo o alguien, transmutar algo en otra cosa».

Y finalmente, la expresión que nunca había oído en años y que ahora parece estar de modo. «La resiliencia.». La resiliencia dice la Academia es la «capacidad que tienen las personas para recuperarse de situaciones complicadas y seguir avanzando hacia el futuro. Estas persons se aprovechan de las dificultades o traumas difíciles que viven para obtener un beneficio que les permitan obtener recursos útiles para el futuro.»

A la vista de su significado me pregunto si el autor o autores del informe no hubieran podido ahorrarse el mencionar dos de los tres nombres, conceptos u objetivos. Porque todos se parecen y podrían en determinadas circunstancias ser sinónimos. Esto es , «España, puede» «proyecto de recuperación» y dejar lo de transformación y resiliencia. Aunque quizá llegaron a la conclusión de que sin transformación y resiliencia, entonces «España, no puede». Pero no creo que fuera ésta la reflexión.

Me direis que cuál es el significado último de lo que estoy diciendo. Que un titular es un simple encabezamiento, sin mayor importancia.

No lo veo yo así. Porque con estos titulares me queda la duda del sentido último del documento. ¿objetivo, independiente, a favor de una determinada opción política?. ¿Marketing, publicidad?

Algo o mucho de todo esto.

24 de octubre de 2021

PELEAS

Las vicepresidentas están peleadas. O eso parece. Nadia Calviño y Yolanda Díaz. Una quiere derogar la reforma laboral del partido popular y la otra no. Además ayer la vicepresidenta segunda, aseguró en el Congreso de Comisiones Obreras, que la derogación iba en serio y que se iba a producir antes de final de año.

Y en cambio Nadia Calviño en otro auditorio, también explicó que lo de las negociaciones para «la reforma de la reforma» se hallan solamente en un inicio. En los albores, digamos de una modificación o un cambio, más o menos leve o benigno. Calviño lo decía con la boca pequeña, pensando en sus viejos colegas de la comisión europea.

Y claro el combate está servido. Por mucho que el partido socialista firmara el documento de coalición con las huestes de Podemos comprometiendo la famosa derogación, resulta evidente que Sánchez en absoluto quiere que se toque la regulación actual. Ya está acostumbrado a poner asuntos sobre la mesa, de carácter candente o urgente, pero luego, pasadas las semanas o los meses quedan relegados a un sabio olvido.

Pero con la derogación del asunto laboral del PP es distinto. Porque Podemos ha hecho de esta derogación una especie de «casus belli». Piensa que le van los votos de unas próximas elecciones y que los frutos del gobierno de coalición tienen que cosecharse en unos mejores resultados electorales. Y que el salario mínimo y la derogación de la reforma laboral son temas de su absoluta e indiscutible propiedad.

Me atrevo a anticipar que se va a producir una «reforma de la reforma», breve, sutil, ligera. Pero que se va a vender, como siempre acostumbra a suceder como un gran éxito, tanto por parte del PSOE como de Podemos. En definitiva no interesa ahora mismo romper la baraja. La coalición. A ninguno de los dos.

Pero una vez aprobados los presupuestos, volverán a renacer las disensiones, la discordia. En definitiva se estará cerca de la campaña electoral.

Aunque ya ahora Yolanda Díaz y Nadia Calviño, han empezado la pugna. Se han anticipado.

No sea que se pierdan puntos, importantes, antes de empezar la campaña.

24 de octubre de 2021

PSOE / SOCIALDEMOCRACIA

Me quedo con la frase que se ha utilizado en varias ocasiones en el congreso del PSOE de este fin de semana. «Socialdemocracia.» Imagino que los estrategas del partido habrán llegado a la conclusión de que esto de «socialista», de actuar muy escorado a la izquierda, no les interesa vistas las encuestas que parecen dar la mayoría para unas próximas elecciones al partido popular.

Toca pues modificar el discurso, el lenguaje. Y hacerlo más agradable, más próximo a posiciones centristas. Y ahí lo que viene bien es hablar de socialdemocracia. Esto es, una economía social de mercado a la alemana. Más o menos. Por tanto el progresismo del PSOE se viste ahora de una indumentaria más acorde con lo que funciona en otros países europeos, con la clara voluntad de que el electorado mayoritario que huye de inventos y experiencias malogradas, le dispense sus favores en las próximas elecciones.

Y si no ya lo vereis. Intentarán mantener la coalición mientras lo consideren absolutamente indispensable. Pero tan pronto como entiendan que se terminó este tiempo politico, van a empezar a distanciarse, tanto de Podemos como de los independentistas, para afirmar que nunca, nunca han tenido nada que ver con ellos. Y que si en algún momento tuvieron que llegar a acuerdos, esto se hizo única y exclusivamente en favor del interés nacional, nunca para mantener el poder.

Y el poder es el que mantiene unido al grupo. Leo que en este congreso la unanimidad ha sido total. El apoyo absoluto al líder Sánchez. Y la voluntad de que las cosas sigan como ahora. Y si para conservar el poder ahora hay que hablar de socialdemocracia y olvidarse por una temporada de «socialismo», pues ¿Porqué no?. Los discursos se cambian, se adaptan, se ajustan, se modifican, según la climatología.

Y en esto Pedro Sánchez ya tiene mucha experiencia.

Bien lo sabemos todos.

17 de octubre de 2021

«EN CÓMODAS CUOTAS»

No hace falta que pagues nada al contado. Paga por una mínima cantidad mensual y disfruta del móvil, del seguro, de Netflix. Naturalmente, también pagas mensualmente el alquiler de tu vivienda o la hipoteca Y no te preocupes ya, si quieres disfrutar de un vehículo de la última generación. Te lo alquilamos o te ofrecemos un contrato de leasing. Por una mínima cantidad tendrás el coche de tus sueños.

Claro que después de contabilizar todas estas cuotas mensuales tendrá que comprobarse que le queda a uno para satisfacer sus necesidades más elementales. Dependerá del saldo que resulte, para tener que dedicarse forzosamente al consumo intensivo de pizzas, huevos, patatas  y alguna hamburguesa, para llegar a las postrimerías del mes.

Más sobre el invento . Hemos sustituido el pago, la denominación “a plazos” por el de “cuotas” “recibos” que tienen un carácter mucho más civilizado.
Y naturalmente lo que a uno le pueda quedar libre de “efectivo” de “euros” o de ”Cash” se ha materializado en plástico, en tarjetas de crédito, que constituyen de hecho una espada de Damocles que acechan al pobre consumidor. Si desobedece los imperativos de la tarjeta y ésta le niega algún pago en restaurante  o supermercado, el ciudadano correrá el riesgo de tener físicamente que adelgazar en condiciones muy onerosas, sino guarda algunos billetes/ euros en el bolsillo, que le permitan acudir al super de la esquina.

Total, resumiendo, el ciudadano, cautivo de las cuotas, de los límites de su tarjeta bancaria, para seguir disfrutando de las grandes ventajas de la sociedad del bienestar.


Sensacional. ¿No?

17 de octubre de 2021

JOVENCITO BIDEN

Ayer el jovencito Biden apareció ante la prensa para dar cuenta de sus gestiones para frenar el alza de precios que empieza a ser preocupante.

Y se refirió a las cadenas de suministro, que fallan una y otra vez. Adiós al «just in time», al sistema tan depurado de suministrar el material, las piezas con la mayor puntualidad, para que el proceso de producción no se interrumpa.

Biden agradeció a los responsables de los grandes puertos norteamericanos, – Los Angeles y Long Island-, por haberse comprometido a trabajar día y noche hasta normalizar el tráfico, descarga y distribución de mercancías, después del colapso de la pandemia.

No sé si la gestión de Biden va a tener éxito. Pero me sorprendió que en un asunto de esta naturaleza, bajara a la calle e intentara llegar a todos los rincones donde el problema podía ser más agudo.

¿Me imagino a Sánchez en estos menesteres?. Pues, no. Aunque sería aconsejable que empezara a considerar el problema seriamente. La pandemia nos ha dejado en una situación de precariedad grande. Ha sido una guerra, una contienda con miles de víctimas. Y ahora estamos empezando a descubrir los efectos de una paralización generalizada, universal de la actividad. Ponerse en marcha nuevamente. Y esto no es tan fácil. Y esta dificultad, es la que provoca las alzas generalizadas de precios. Hasta que la maquinaria bien engrasada,- aquí o en USA-, vuelva a funcionar sin contratiempos.

¿Y cuándo?. Os contesto en enero.

14 de octubre de 2021