Archivo de julio de 2010



LOS JUECES TRABAJAN “A DESTAJO”

Esto es lo que publica el periódico Expansión del martes 27 de este mes, al sistematizar los resultados de una encuesta que se ha practicado al colectivo de jueces del país. La mayoría, un 77%,  manifiestan que están descontentos por la forma en que se desarrolla su trabajo y que practicamente, no tienen tiempo de estudiar y profundizar en los asuntos encomendados, como sería deseable. Por supuesto también manifiestan que cobran poco, aunque éste no parece ser un factor tan determinante en el conjunto de inquietudes de los jueces.

Lo de la falta de tiempo, aunque parezca trivial o escasamente significativo, es de una trascendencia grande en la administración de justicia. Si no se tiene mucho tiempo en estudiar un asunto, esto significa que el conocimiento del problema planteado va a ser parcial y que dificilmente podrá dictarse una resolución justa y razonada, simplemente porque el asunto no se ha analizado suficientemente. En la práctica ello quiere decir que pueda condenarse a un inocente o que se resuelva a favor de un demandante en un pleito civil, que no lo merece en absoluto. La resultante de esta situación es la pérdida de la seguridad juridica, de la aplicación correcta y adecuada de las leyes   y por supuesto de la credibilidad de la justicia. En los juzgados se llega a decir,”que te puede suceder cualquier cosa si no estás al tanto.”

En la práctica diaria, todo lo que estoy diciendo se corresponde con la cruda realidad. No existe en muchísimos casos relación alguna entre el trabajo concienzudo y razonado del letrado al argumentar su defensa y la contestación del juez, que en muchas ocasiones se reduce a pocas frases o párrafos en los que simplemente se afirma que “no procede”, dejando el asunto para un tribunal superior. Resulta evidente que la manera de revisar muchos asuntos diariamente, se puede simplificar con frases contundentes afirmativas o negativas, y desprovistas las más de las veces, de un claro sentido. El profundizar en el problema, el leerse con atención los folios de un expediente requiere de la concentración, la tranquilidad y del tiempo que los mismos jueces dicen que no se tiene.

Las leyes procesales establecen que el juez tiene que contestar todos los puntos que se le exponen o que se le preguntan. Esto es lo que forma parte de la llamada por el art.24 de la Constitución, “tutela judicial efectiva”. Y aquellas leyes fijan el que las resoluciones judiciales serán nulas, si se hallan “faltas de motivación”; o sea si el juez no explica y razona el porque de su actitud al aceptar o rechazar la petición de una parte.Simplemente porque ello genera indefensión. Este principio que resulta absolutamente fundamental para que una justicia avance, se lesiona, se incumple de forma sistemática por muchísimos jueces. La persona que acude al Juzgado y realiza una petición, recibe una contestación carente del necesario razonamiento. Se nota que la contestación se ha hecho deprisa, sin la necesaria digestión que permita minimizar el riesgo del error o la equivocación.

No, no tienen la culpa o la responsabilidad únicamente los jueces, que en definitiva son funcionarios que hacen su trabajo. Unos mejor que otros. La responsabilidad recae básicamente en el mundo político que ha dejado que la justicia fuera la hermanita de los pobres de los presupuestos. Y la justicia constituye un pilar fundamental de un Estado democrático. Si la justicia funciona de una manera deficiente, si no se la sitúa en el lugar que le corresponde, si no se consigue una justicia fuerte e independiente, la democracia  va a sufrir las consecuencias. Va a ser una democracia débil y vulnerable, en la que nadie o muy pocos van a respetar las leyes y el derecho.

Esto es lo que hay.

Viernes, 30 de julio de 2010

TOROS FUERA

¿Ha servido el Parlament al “interés general” prohibiendo la fiesta taurina?. No he llegado a una conclusión satisfactoria sobre el particular. Porque es evidente que el Parlament debe tener como objetivo, el satisfacer los intereses de una mayoría. Pero lo de los toros, no era un asunto ni urgente ni perentorio. La plaza de toros Monumental estaba ahí, en un rincón de la ciudad y la plaza de las Arenas, se está reconvirtiendo en un centro de ocio. Ni los toros eran un asunto propio de orden público, ni estaban generando problemas insolubles a la ciudadanía. En el decálogo de cuestiones  latentes que afectan a la población o a los catalanes, no creo que la fiesta de los toros se hallara en ningún puesto de este ranking.

Tampoco los partidos políticos habían incluido en sus programas electorales,- que recuerde- la abolición de las corridas de toros. El incluirlo se habría considerado como algo marginal, sin mucho sentido.

¿Entonces porque el Parlament ha dado su visto bueno a la prohibición, siguiendo la propuesta de una acción popular presentada con este objetivo?.

Algunos, -los de mente malévola y retorcida,- piensan que esto tiene que ver con la sentencia del Estatut. Una especie de venganza; un enfado, un “cabreo”. Evidentemente la correspondencia de las fechas en que se han producido los dos acontecimientos, induce a la sospecha. Esta claro que la reacción en el resto de España va a ser eminentemente negativa.

¿Hacía falta discutir de todo ello ahora? ¿Beneficiará todo ello a Catalunya, a todos los catalanes?.

No. De ninguna manera.

Jueves, 29 de julio de 2010

UN EJERCICIO DE FUNAMBULISMO

Hoy los periódicos vuelven a hablar de los “stress test” bancarios y se muestran sorprendidos de que en la evaluación no se hayan contemplado los riesgos que entraña la deuda soberana de los Estados europeos. Porque, está claro que toda la banca europea está contaminada. ¿Cuanta deuda pública de España, de Italia,de Portugal tiene el Santander? Los periódicos dicen que unos 60.000 millones de euros. Pero yo creo que de verdad, no se sabe. Porque los vericuetos de la contabilidad son insondables. Naturalmente, a excepción de Botín. ¿Y el BBVA y la Caixa? El primero, sobre los 64.000 millones de deuda pública. Esta es la cifra publicada. Sobre la Caixa, no tengo cifras. Pero en cualquier caso, me aventuro a pronosticar que cualquier suma que se baraje puede estar por debajo de la real.

Aquí, Bruselas y el Banco central europeo han empezado a jugar fuerte.  El euro, han proclamado, es una moneda reserva; y este principio que en esta primavera estaba como alicaído, se está consolidando en estas últimas semanas.

Ya he dicho en otras ocasiones, que nada ha cambiado y que el escenario es el mismo. Pero el efecto de los vasos comunicantes ha cobrado fuerza en estos últimos tiempos. Vasos comunicantes a tres o cuatro bandas. Que van de Estados Unidos a Europa pasando por China o alguna otra estación intermedia. Ni a Estados Unidos le interesa la caída del Euro, ni le interesa a China, ni a otros continentes que guardan Euros en sus alforjas, como reserva de divisas.

Bruselas se ha dado cuenta de ello. Que la debilidad del Euro equivale a la debilidad de Estados Unidos y equivale igualmente a la fragilidad de los intercambios financieros internacionales. Nadie quiere un nuevo descalabro. Todos optan por la supervivencia, por mirar adelante sin importar demasiado las cargas o lastres que se van acumulando.

La verdad, la verdad, no se dice. Se enmascara todo con titulares que impulsan al optimismo. Para que así se deje atrás una etapa complicada y angustiosa. Un ejercicio de funambulismo. De equilibrio tremendamente inestable.

Así pasaremos el verano.

Martes, 27 de julio de 2010

BRIC

Brasil, Rusia, India, China. Los cuatro magníficos. Las cuatro locomotoras que empujan a le economía mundial. Algunos aspectos básicos: países con territorios inmensos; con mucha población; con un nivel tecnológico que ya empieza a despegar o ha despegado. Con unos costes de mano de obra escasos. Y sobre todo con unos deseos grandes de crecer y acceder a un bienestar como el que han gozado muchos países europeos.

Y a todo esto se le ha de añadir un factor determinante. Las empresas en estos países, son rentables. El empresario gana dinero. Por esto el dinero, los capitales fluyen ininterrumpidamente. Más y más inversión. Nuevos productos, más factorías. Estos son los ingredientes. ¿Difícil de comprender el fenómeno?. No, en absoluto. Los recursos financieros van a los destinos donde pueden procurarse buenos dividendos. Si el panorama, si las expectativas son negativas o desfavorables, el capital se va a otra parte. Los capitales siguen siendo muy temerosos. Si no hay expectativas de una ganancia que se corresponda con el riesgo que se corre, ¿porque acudir a mercados de futuro incierto?.

Decididamente, han cambiado los protagonistas. Los Estados Unidos ya no tienen la capacidad por sí solos de generar un cambio de ciclo. Necesitan de la asistencia de los chinos, y el concurso de países como la India, Brasil o Rusia. En Europa, Alemania está volviendo a la normalidad económica. Faltan ingenieros. Pero fundamentalmente para aportarlos a los sectores de exportación, maquinaria y bienes de equipo. La demanda y el consumo internos están reaccionando porque la exportación funciona. Y la exportación se dirige a países como los que he mencionado. Estos son los que arrastran a los demás.

Los Estados Unidos ya son muy mayores y Europa es cada vez más vieja. Ya casi todo está hecho. Es la hora de los jóvenes. Los tiempos han cambiado.

Lunes, 26 de julio de 2010

EL ESTADO DE ARIZONA VENDE EL EDIFICIO DE SU CONGRESO DE DIPUTADOS PARA “CUADRAR” EL PRESUPUESTO.

La cosas también están bastante mal en los Estados Unidos. Aqui, hace pocos días se ha sabido que la Generalitat ha postergado pagos a los centros educativos concertados. No hay liquidez y está resultando difícil organizar un crédito sindicado.

Pero como ya he apuntado, en algunos Estados norteamericanos, la situación financiera también es bastante dramática.  El Estado de Arizona ha tenido que vender el edificio del Capitolio y el que aloja a su Tribunal Supremo, para pagar deudas. Aquí aún no hemos llegado a estos extremos. Pero hay más. Se considera que el riesgo crediticio de Estados como Michigan, Nueva York, New Jersey y California es mayor que,-comparándolo- países como Irlanda y España. Solamente el riesgo de Portugal estaría por encima  de Nueva York; pero por debajo del de California e Illinois.

El gran dilema es el de cómo mantener una serie de servicios básicos, si ahora hay menos ingresos. Es evidente que no se pueden mantener si los ingresos no proceden, ya sea de un aumento de impuestos o de venta de activos como lo ha hecho Arizona. La inmensa mayoría de Estados norteamericanos se resisten a incrementar los impuestos y sus políticos están aguzando el ingenio para buscar nuevas  fuentes de financiación. Algunas de ellas, atrevidas. California se ha planteado incluso la legalización de la venta de marihuana. Los funcionarios estiman que con la legalización de esta droga, podrían obtenerse más de mil cuatrocientos millones de dolares adicionales en concepto de tasas. Otros Estados miran a otras alternativas más al uso. Por ejemplo extender las licencias de casino y juego. Ya se sabe que los tiempos de crisis espolean a veces el afán de la gente por sacudirse los problemas diarios y sumergirse en la ensoñación del juego. En cualquier caso, una iniciativa pública absolutamente reprochable.

Tiene pues razón Obama de seguir estando preocupado por la situación económica en su país y que tenga temores,- fundados- de que se vuelva a la crisis vivida hace un par de años. En España estos días, estamos con anuncios claros que pretenden incitar al optimismo. Bruselas y el Banco central europeo están asumiendo un papel de protagonismo en la defensa del Euro. Los resultados de los “stress test” son un ejemplo elocuente.

Esperemos por ello que la Generalitat no tenga que seguir el ejemplo de Arizona y venderse el edificio del Parlament en el Parque de la Ciudadela.

Domingo, 25 de julio de 2010