Archivo de febrero de 2011



“REALPOLITIK”

¿El gobierno de Gadafi es o era legítimo?. ¿Y el de Egipto?. ¿ Y el de Túnez?. ¿Pero no los habían reconocido las naciones civilizadas?. Todos formaban parte de las Naciones Unidas, de las conferencias internacionales y les visitaban habitualmente los dignatarios de los principales Estados de este mundo. Eran gobiernos “amigos” que contribuían a construir “estrategias” destinadas a preservar la paz. La paz contra la presión del terrorismo internacional.

Y de repente, frente a la muchedumbre agitada, los políticos se dan cuenta, “descubren” que aquellos regímenes eran absolutamente dictatoriales, que sometían al pueblo y que no tienen derecho a seguir existiendo. O bien antes se sabía que Gadafi, Mubarak o Ben Alí, estaban mandando al margen o a costa del pueblo o se han enterado ahora.

No creo en aquella ingenuidad. ¿Y si ya lo sabían, porque les apoyaban?. ¿Quién tiene más “credibilidad”, el “pueblo” enfurecido, -a lo mejor manipulado por facciones interesadas-, o el “dictador” que durante tantos años ha merecido la confianza de la ONU y de la Unión Europea?. ¿O es que todos se callaron de forma hipócrita, silenciando los excesos de aquellos regímenes corruptos?.

La respuesta es la “realpolitik”. La doctrina de la “realpolitik” enseña que en cada momento se ha de hacer lo que interesa de forma inmediata, para mantener un equilibrio, por muy cambiante que éste sea. Si preservar la paz era hasta hace pocas semanas, “creer” en aquellos dictadores, ahora éstos tienen que ir al cadalso, sacrificándose por la paz que peligra por los acontecimientos de la calle.

¿Democracia?. Todos sabían que no existía en estos Estados. Y nadie decía nada. ¿Habrá democracia con lo que está sucediendo?. Pues a lo mejor, no. ¿Y Europa y los Estados Unidos, dirán algo si aquello ocurre?. No necesariamente.

Realpolitik.

Domingo, 27 de febrero de 2011

TAXISTAS

Estos días se están celebrando en la autoridad metropolitana del transporte, exámenes para taxistas. Han dicho que las plazas que deben adjudicarse son del orden de las 180 o 200. Por lo que he visto en la televisión y lo que han dicho los periodistas, casi todos los aspirantes son pakistanies y quizá de algún otro país alejado.

Como que se han producido bastantes críticas de que algunos taxistas recien llegados, no saben ni el catalàn ni el castellano, y con dificultad conocen donde está la Rambla de las Flores, los profesores que examinan se han puesto esta vez más serios y ya han manifestado que el “dominio” de uno de los dos idiomas es una cuestión fundamental para que el cliente que va en taxi no se sienta absolutamente desamparado y para que además cuando pide por ir a un lugar determinado, no sea el cliente el que tenga que “conducir” al taxista al objetivo, sino a la inversa.

Esto que digo, es cierto. Y me ha sucedido a mí en un par de ocasiones. El conductor debía ser pakistaní o árabe. Pero tuve que irle orientando por las calles de Barcelona. Porque el GPS tampoco acertaba a colocarlo. Claro, si empezamos por no saber deletrear o escribit las calle, el GPS sirve de bien poco.

Y uno se pregunta. ¿Donde están los catalanes en paro, que buscan un empleo?. Porque en esta convocatoria de “trabajo remunerado” no había ni uno. ¿O es que lo del paro, no es verdad y toda la gente en Catalunya, ya se las va componiendo, con lo que cobra del desempleo o lo que ingresa la familia?. Todo es realmente un incógnita.  Porque de expedientes de regulación de empleo y despido en la industria los ha habido y los sigue habiendo. Pero curiosamente, cuando parecería que estas convocatorias por el conocimiento del “idioma” y del “lugar” deberían ser propicias a la afluencia de nativos, nada de ello ocurre. O  seguimos viviendo muy bien, o nuestra sociedad está enferma, o no estamos dispuestos a cubrir determinados trabajos porque ya los hemos abandonado a la gente de fuera.

Mientras esto sucede, cada vez abundan más los puestos de venta de frutas y verduras,- los antiguos colmados- regidos por chinos. Naturalmente, después de la invasión de los almacenes de todo a cien; auténticos bazares de todo lo que se fabrica en aquel país. Y que cada vez tiene una mayor calidad. Y ahora me dicen que han empezado con las peluquerías. Peluquerías de señoras y caballeros o “unisex” , también propiedad de chinos.

No estoy en contra del libre comercio y de la libre competencia. Pero a este paso, no nos va a quedar nada.

O muy poco. Y sino al tiempo. No exagero.

Sábado, 26 de febrero de 2011

LA CHAPUZA DEL 23 F

Sí, lo del 23 F, hace ya tantos años, fué una chapuza. ¿Quien fué el protagonista en la sombra?. ¿Quien hurdió los hilos de la trama?. No se sabe. ¡Claro que se conocen los que dieron la cara¡. Tejero, Armada, Milans del Bosch. ¿Y que querían?. Tampoco se sabe ciertamente. Es verdad que los años que sucedieron a la proclamación de la Constitución fueron difíciles; que Adolfo Suárez estaba en la cuerda floja; que había una impresión de que se estaba terminando el fuelle, en la primera embestida de la España democrática.

Y se cuenta que todos buscaban una solución que diera una estabilidad al sistema. Y que en esta búsqueda estaban de acuerdo las derechas y las izquierdas. Suárez y Felipe. Y yo, todo esto me lo creo, porque lo viví, porque fuí parte como ciudadano de la zozobra existente en aquella época.

Y se sigue contando que había unanimidad en formar un gobierno de concentración nacional, con representación de todos los partidos políticos, con un militar en la presidencia. Y todo ello con la aquiescencia del rey. ¿Sí? Puede ser. Este es un país de muchas habladurías, de cenáculos, del corre, ve y dile, y a veces uno no sabe como se descifra la verdad, del cuento; la mentira piadosa o vergonzante, de la anécdota. O sea, que se hablaría mucho de la urgencia de encontrar una solución al marasmo político del gobierno de la UCD. Y unos entendieron una cosa y otros, otra. O a lo mejor se crearon su propia leyenda y su propia dinámica de las cosas.

Finalmente el actor principal “secundario” fue Tejero. El encargado de enfilar las armas en el hemiciclo del Parlamento. ¿Las órdenes para ejecutar aquella torpeza, quién se las dió ?. ¿Se lo arregló el mismo para salir a la palestra como un angel, o un demonio vengador?. Silencio, no se sabe.  Armada siempre había sido fiel a la Corona. Milans del Bosch, de rancia familia militar, sesteaba en Valencia. No creo que ninguno de ellos hubiera tenido fuerza suficiente para empujar una rebelión militar, al margen de lo que los políticos del momento hubieran podido considerar.

Desde la lejanía, veo así aquel accidente. Yo no creo absolutamente que se hubiera puesto en peligro la naciente democracia. Podía parecerlo, sí. Pero el golpe no habría ido muy lejos. El pueblo no estaba por repetir aventuras que ya se habían enterrado con la muerte de Franco. Incluyendo al mismo cuerpo militar.

Bueno, todo esto pertenece al pasado. Estos días los medios de información lo han recordado. Debe ser por lo de la “memoria histórica”.

Yo ya pasé página de todo esto, hace años.

Jueves, 24 de febrero de 2011

LIBIA

Si Ruiz Mateos dijo que por sus trabajadores “se pegaría un tiro”, pero que su religión no se lo permitía, Gadafi  en cambio ha dicho que prefiere morir como un mártir, porque por lo que parece, su religión se lo permite.

Anécdotas aparte, lo de Libia amenaza con convertirse en un conflicto serio. Por supuesto para Europa y para el mundo del petróleo. Libia produce casi dos millones de barriles diarios, practicamente lo mismo que está produciendo Irak. Pero la diferencia es que Libia es un lugar muy poco poblado. En la época del rey Idris, que fue destronado por Gadafi, en este país de arenas y dunas imponentes, no había más de un millón de seres humanos.

Desde entonces, me imagino que el número de los llamados “expatriados”, gente de todas las diásporas, ha crecido geométricamente. O sea que de “libios” de verdad, debe haber más bien pocos y la mayoría debe estar integrada por gente del continente africano, árabe o magrebí. Un país absolutamente desestructurado, repartido en tribus y facciones por la inmensidad del desierto.

Libia por tanto, es la fragilidad manifiesta. Si no se siguen con atención los acontecimientos, nos podemos encontrar con una invasión de gentío incontrolado, que ponga en una situación dificil el precario equilibrio de los países productores de crudo de esta región. ¿Apoderarse de los pozos libios? Pues no debe ser una empresa tan imposible, contando con que el país se halla en el más absoluto descontrol. Si China estuviera más cerca , los chinos podrían mandar veinte o treinta millones de sus ciudadanos, a poblar la desolada Libia. Naturalmente que esto es impensable, pero hay tanta hambre y tanto desengaño en los países vecinos, que todo es posible. El petróleo genera un apetito sin fronteras.

Convendrá seguir intensamente lo que sucede en este país. Imagino que los USA estarán muy preocupados y estarán tratando de situar a sus peones, a sus embajadores volantes. Cia y otras hierbas.

Porque dos millones de barriles de crudo al día, cuando hay sed de petróleo, cuando lo precios están tan arriba, constituyen un botin considerable. Lo de Egipto era también especialmente delicado por la posición estratégica del canal de Suez. Pero lo de Libia, con un panorama tan revuelto y los terroristas islámicos del Sahel por allí cerca, no me gusta nada. 

Jueves, 24 de febrero de 2011

LOS “ACTIVOS TÓXICOS”

Que las Cajas de Ahorro tenían un montón de activos inservibles, ya se sabía. Y lo había comentado aquí en algunas ocasiones. Ahora se publica que los “activos tóxicos” pueden ascender a cien mil millones de euros. Se ha pasado de la euforia, de que aquí no pasaba nada, a la cruda realidad, a que el país se entere que muchas de sus instituciones de ahorro están por los suelos y no valen nada.

En todo esto tiene mucha culpa, Zapatero. Fué él quien al inicio de la crisis, dijo a todo el mundo que por suerte, nuestra sistema financiero estaba  a resguardo de los males que azotaban a las instituciones crediticias en otros lugares. Nuestros bancos y cajas, exclamó, son fuertes y no hay nada que temer. No sé si lo decía porque se lo creía o simplemente para calmar los ánimos y sembrar tranquilidad. Si realmente se lo creía, peor, porque no se estaba enterando de lo que estaba realmente sucediendo. No se enteraba que las instituciones financieras son un reflejo de la economía del país. Y que si las empresas iban mal, los bancos iban a ir mal. Que si los grupos de la construcción tenían problemas, porque la burbuja de la construcción se venía abajo, inexorablemente las cajas iban igualmente a derrumbarse.

Todo era una consecuencia lógica de vasos comunicantes. Imposible que la banca y las cajas fueran muy solventes, con inversiones en el ladrillo que se quedaban sin terminar. Pensar lo contrario, de pura locura. Pero bueno, con este discurso hemos ido tirando casi un par de años, hasta que la tozudez de los mercados internacionales que han insistido en el asunto de las cajas, han provocado el que el Banco de España tome alguna decisión más rotunda que los habituales paños calientes.

Lo de la “reestructuración” de las Cajas era y es pues, un sencillo eufemismo. Se han de decir las cosas por su nombre. Hay que “reestructurar” las cajas, porque se han convertido en insolventes y porque de los activos que tienen, esto es, de los créditos que dejaron, muy poco aprovechable queda. No se trata por tanto de “reestructurar”, cambiar de modelo o pintar la fachada, porque ahora no nos guste. Nadie hablaría de reestructuración si las Cajas fueran muy solventes. El modelo de caja, seguiría triunfando. Pero,no. La reestructuración significa entierro de primera o segunda, pero entierro. Esto es, desaparición. A lo más, que algunas de ellas queden engullidas por algún inversor extranjero, después de pasar por el tamiz del Estado, que ya ha dicho que provisionalmente está dispuesto a asumir la propiedad. Pero nada más.

¿Mejor enterarnos ahora del drama y agradecer a Zapatero que haya tenido escondido el conejo estos dos años?. Definitivamente, no. ¿La situación era entonces mucho menos mala o negativa que ahora?. Puede, y seguramente si se hubieran tomado medidas, habríamos tenido más tiempo para diseñar una estrategia de salvamento.

Lo que no se ha dicho es que estos cien mil millones de activos “tóxicos” tienen una contrapartida en el pasivo, en forma de depósitos o dinero que los clientes tienen en las Cajas. Y que estos depósitos, muchos de ellos, se los ha comido la “toxicidad” de las inversiones realizadas por estas entidades.

Y que alguien tendrá que ponerlos otra vez, para que el asunto no se complique  aún más. Y los clientes puedan seguir pensando que el dinero suyo depositado en las cuentas bancarias, no desaparece.

Martes, 22 de febrero de 2011