LA CORONA

 

 Esta vez ha sido Urdangarin el que ha puesto de actualidad a la Corona. ¿Para que sirve el rey?. ¿Para que sirve la monarquía?. Los políticos  han llegado rápidamente a un acuerdo y han expresado este consenso, con un largo aplauso en el Parlamento. Han llegado a la conclusión.- es también a la que he llegado yo hace tiempo-, que alguien tiene que aparecer en el imaginario del pueblo, que dé una imagen de permanencia y estabilidad, frente a la absoluta fragilidad de la vida política. ¿Mejor un rey que un presidente de República?.¿Alguien que ostente un linaje, de la especie y origen que sea, o un personaje curtido en las arenas parlamentarias?.

En Alemania están a punto de cambiar en poco tiempo de presidente. El actual Christian Wulf, democristiano, está bajo sospecha. Unos préstamos que le facilitaron unos amigos pudientes. Y luego él negó esta circunstancia ante el Parlamento regional, cuando se le preguntó insistentemente sobre el asunto. ¿Pecado mortal?. Bueno en Alemania, estos pecados mortales, no se perdonan. Y si se perdonan, la penitencia supone abandonar el cargo.

Por tanto la experiencia histórica parece indicar  que la presidencia de un país, ocupada por un político, de alguna de las facciones en liza, es menos “seguro “ o “estable” que la ocupada por un monarca. Como que en los sistemas democráticos constitucionales, el presidente no manda, ni gobierna, el asunto no tiene una importancia fundamental. Pero, en cualquier caso parece más aconsejable que quien esté en la cúpula de la estructura del Estado, sea alguien que por su naturaleza, quede lejos de las tormentas políticas habituales.

Con Urdangarin se ha reaccionado con bastante rapidez. No se ha esperado a una declaración judicial para apartarlo de la familia. Aquí no ha habido presunción de inocencia, sino de absoluta y clara culpabilidad.  Se le ha condenado antes de juzgar y sin que él dijera nada absolutamente.¿ Era él el protagonista de las fugas de dinero, producidas en la Fundación en la que participaba?. ¿O simplemente se utilizó su nombre y su influencia para obtener unas prebendas y unas compensaciones?. De momento esto no se sabe. Pero por si acaso, ya se le ha desterrado de las estancias regias, para evitar males mayores.

La familia de Urdangarin debe estar pensando estos días si les ha salido a cuenta que Iñaki se casara con una hija del rey. Y si no se hubieran ahorrado todos estos problemas,- y más felices-, si su mujer hubiera sido una absoluta desconocida.

Pues, posiblemente.

 

 

 

 

 

31 de diciembre de 2011



Deja un comentario