Archivo de marzo de 2012



EL CONGRESO

 

Ha concluido el congreso de Convergencia. En Reus. Algunas novedades. ¿Esperadas?. Quizá. El discurso de Convergencia siempre ha sido de reivindicación. Casi de confrontación. En otro caso, la formación habría dejado de ser nacionalista. El nacionalismo tiene este problema. De incomodidad en circunstancias de democracia normal, consolidada. La pregunta que nos podemos hacer o que nos deberíamos hacer, es la de si la defensa de una lengua, de una cultura y de una historia ha de pasar necesariamente por la existencia de un partido, que tenga como objetivo claro y predominante, la idea y el objetivo nacional. Pongo un ejemplo. Baviera. Tiene una personalidad acusada. No una lengua propia. Sí una historia muy definida, que poco tiene que ver con la de Prusia o de las regiones hanseáticas. Si uno viaja por Alemania se da cuenta de las grandes diferencias existentes entre el norte y el sur. Países absolutamente distintos. Y sin embargo no existe en Baviera,- o en Baden-Würtemberg, con raíces profundamente autonómicas,- un partido nacionalista que propugne el ideal del Estado independiente de Baviera. No cabe ninguna  duda de que, de existir, el asunto levantaría ampollas, después de las amargas experiencias vividas con el nazismo.

¿Están llevando muy lejos, demasiado lejos el discurso nacionalista los líderes de Convergencia?. ¿Estrategia para conseguir una mejor pacto fiscal?. ¿La “transición” de la que han empezado a hablar, a donde lleva?. Porque la transición por sí misma, no es eterna. Es “transición” a algo, superior, distinto, según se mire.

Porque los eufemismos están ahí. Por ejemplo, “Soberanismo”. ¿Soberanismo es independencia?. Si lo es, mejor decirlo con claridad. ¿Pacto fiscal?. Pues si pacto fiscal es el modelo del concierto vasco, pues igualmente decirlo. Y si la transición lo es hacia la independencia. Decirlo también.

Desde sus orígenes, Convergencia ha apostado por dos objetivos fundamentales. Si Catalunya era de todos, Convergencia iba a querer monopolizar los sentimientos del pueblo catalán. El segundo fue siempre el de la oportunidad política. Convergencia fue socialdemócrata, muy socialdemócrata a la sueca- en los primeros años de su singladura política y fue luego evolucionando hacia un liberalismo. En función de los vientos reinantes.

No creo que sea bueno para un país, el mantener la fricción, el duelo permanentes, en pos de unos objetivos que pueden suponer una fractura muy importante de las estructuras sociales existentes. A menos que no se quiera realmente lo que se dice o lo que se proclama. Que lo que se afirma con vehemencia sea solamente un ardid, un medio para mantener el entusiasmo de las huestes que son adictas. Claro que en la política hay mucho de esto. Lo que se anuncia y promete es muy distinto de lo que se hace. Pero los riesgos están ahí. Entre ellos, de equivocarse.

Y el equivocarse en estos asuntos de soberanía y de independencia, puede costar muy caro.

 

 

Lunes, 26 de marzo de 2012

NOCHE ELECTORAL

 

Acaban de dar los resultados de las elecciones en Asturias y Andalucía. En Asturias con toda probabilidad mandará el partido popular con el de Alvarez Cascos, ya que juntos van a tener la mayoría absoluta. En cambio en Andalucía la mayoría absoluta no ha salido, tal como aspiraban los populares. Después de tantos años de control del partido socialista, no podía esperarse un vuelco espectacular en las urnas. Los socialistas están en la entraña del pueblo andaluz. Las dependencias, las influencias, los condicionamientos han sido determinantes. No es fácil sacudirse esta herencia. Felipe González, Alfonso Guerra, Chaves. Han dominado Andalucía. Como un cortijo. Ha sido de ellos más de tres décadas. Y las inercias son impresionantes. Por mucho paro y dificultades que existan. El electorado socialista es, contrariamente a lo que algunos dicen, mucho más fiel que el conservador. Los socialistas votan a los suyos, aunque les hayan traicionado, esquilmado o mentido. Es igual. Seguirán creyendo el discurso de sus líderes, las arengas y proclamas, aunque quizá interiormente estén muy convencidos de que les están engañando. O contando medias verdades, medias mentiras. El electorado socialista está dispuesto a aguantar, para que no gane la “derecha” . Y por supuesto nunca a cambiar de uniforme ni de bandera política. Aunque está ultima sea más eficaz y convenga más a Andalucía.

El PP tendrá que conformarse con hablar claro y alto en el Parlamento andaluz, siendo el partido más votado. Pero el gobierno lo van a asumir los socialistas con Izquierda Unida, que se van a coaligar para mandar los próximos cuatro años.

Difícil lo tienen los populares. En Andalucía han votado con toda seguridad los sentimientos, la pasión y los intereses inconfesables. Y esta amalgama de componentes ha vencido frente a la racionalidad, al realismo y a la necesidad absoluta del cambio, que generara un futuro más halagüeño para la región.

Es lo que hay.

Domingo, 25 de marzo de 2012

ARGENTINA

 

A Repsol, la presidenta argentina, señora Kirchner, le ha nacionalizado unos cuantos pozos de petróleo en el Sur del Estado. Parece que de momento la importancia de la decisión política en términos de facturación de Repsol YPF no es muy grande, pero constituye en cualquier caso un aviso.

Recuerdo que ya hace años, los norteamericanos se fueron de Argentina, ante la situación de inseguridad jurídica reinante y que fluctuaba según el credo económico de sus mandatarios. No han vuelto. A la influencia de los USA  le sucedió la presencia española, que aprovechando las posibilidades de acceso al crédito internacional que ofrecían los euros, empezaron a comprar activos no solamente en Argentina, sino en la mayor parte de países sudamericanos. Perú, Ecuador,Chile, Venezuela, Brasil. Telefónica y Endesa fueron los primeros inversores, seguidos luego de Repsol.

Pero resulta evidente que las posibles ventajas relativas de estos países, en cuanto a los recursos naturales que poseen, deben contraponerse con los riesgos de los altibajos políticos. Esto se ha visto en Venezuela, en Perú y se está empezando a ver en Argentina. Las afirmaciones de los líderes políticos del momento sobre apertura económica, acceso del país a los capitales extranjeros y libertad de transacciones económicas, se tornan en ocasiones en hoscas lamentaciones, acusando a las multinacionales de explotar sus recursos sin consideración alguna.

Imagino que la cuenta de resultados de todas estas empresas que han iniciado negocios con estos países, ha considerado ya estos imponderables. No, más que imponderables, circunstancias absolutamente previsibles, dada la historia y la evolución de estas naciones.

Porque si no fuera así, la aventura tendría una carácter de absoluta y pura ingenuidad. Llegar a la conclusión de que los norteamericanos se fueron porque no sabían hacer las cosas, porque eran poco simpáticos o porque los negocios les iban mal y nosotros vamos a saberlo hacer mejor, no dejaría de ser una impresión bastante superficial.

En cualquier caso espero y deseo que no terminemos como ellos. Abandonando estos países, habiendo servido de instrumento a los dirigentes, en función de los intereses políticos del momento.

Aunque todo puede suceder. Acabamos de vivir el primer síntoma en Argentina.

 

 

 

Lunes, 19 de marzo de 2012

ARENGAS POPULARES

 

El Parlament de Catalunya ha estado discutiendo esos días la aprobación de una ley de consultas populares. La vicepresidenta del Gobierno ha dicho que lo de las consultas encubre otros objetivos que la Constitución no comprende y que por tanto no tiene sentido legislar sobre esta materia.

También se alega que si los ciudadanos votan a  un partido para que gobierne durante cuatro años, tiene poco sentido que se vaya preguntando al pueblo de vez en cuando, qué es lo que se piensa sobre un asunto de importancia que le interesa a quien manda  sacar adelante.

Claro que todo esto viene a cuento por lo de las balanzas fiscales, lo del déficit crónico de Catalunya y el pacto fiscal que ha sido la principal bandera de Convergencia para ganar las últimas elecciones. Y para apoyar el “pacto fiscal” se cree necesario que en algún momento de la legislatura, los catalanes se pronuncien como un clamor a favor de este pacto fiscal.

Además no hace falta insistir demasiado en el hecho de que la ley de consultas, constituye un primer paso para que algún día se pueda pedir al pueblo si está de acuerdo con la independencia. Este es realmente el último objetivo de la ley de consultas, porque si no, no se entiende todo el teatro.

Como argumentos técnicos de defensa y apoyo, el gobierno convergente ha dicho que la ley de consultas se apoya en el padrón municipal, cosa distinta del referéndum que tiene un alcance más restrictivo. O sea que podrán votar todas las personas que estén de alta en el padrón de cada Ayuntamiento. Pero la distinción tiene muy poca consistencia y resulta evidente que los propósitos son otros.

En definitiva Convergencia, por lo que dicen y proclaman sus máximos dirigentes e inspiradores, se halla en la senda de la independencia. Si este objetivo forma parte de una estrategia, de un oportunismo para neutralizar y acoger a los sectores más nacionalistas, ya se verá. En otras ocasiones el partido fue adecuando sus políticas de acuerdo con los vientos reinantes. En los ochenta era muy socialdemócrata, a lo sueco o finlandés. Luego cambió, hacía un liberalismo, teñido de progresista.

Como en cualquier otra formación política, lo importante es el poder, mandar. Y para conseguirlo, el lenguaje al uso es el que conviene a la situación.

Ni más, ni menos.   

Lunes, 19 de marzo de 2012

PORCENTAJES, APUESTAS

Se barajan apuestas sobre el déficit. El gobierno señaló que el déficit final del Estado en 2011 había sido del 8%.O sea muy superior al indicado por el partido socialista, cuando estaba en el poder. Con las nuevas cifras los populares tenían que cuadrar las cuentas y explicaron que el cuantioso déficit les obligó a introducir medidas que no tenían previstas.

La cuestión era cómo se explicaba en Bruselas. Y cuáles iban a ser los objetivos para este año. La Comisión europea quería déficits no superiores al 4%, pero Rajoy se armó de valor y proclamó que el déficit presupuestario para 2012 sería del 5,8%, porque era España y no los comunitarios la que señalaba este porcentaje.

Parece que estas divergencias han hecho reflexionar a los dirigentes europeos que finalmente han fijado un déficit del 5,3% para nuestro país. A esta cifra, el gobierno ha dicho que sí. Que esto significaba el recortar unos Cinco mil millones adicionales del presupuesto, pero que este tijeretazo se aplicaría a la Administración central y no a las Autonomías.

Para el 2013, parece también, que el gobierno ya se ha comprometido a un nuevo recorte, para llegar al 3% del déficit.

¿Me creo todas estas magnitudes?. Pues, no. En esto no espero que Montoro o Guindos, vayan a cumplir las previsiones. Está bien pactar ahora con la Comisión europea y echar a andar. A ver si el carro de la economía se pone en marcha. Pero pasar del 8% al 5,4% no va a ser posible. Bastante haremos,- haríamos-, con pasar del 8% al ,- digamos- 6 o 6,5%. Y tampoco vamos a llegar al 3% en 2013. No es realista. A menos que se produzca un crecimiento económico acelerado y creemos riqueza. En 2013, si se siguen haciendo los deberes en el ámbito laboral y los bancos recuperan una mayor liquidez, quizá podamos aterrizar en el 4%, pero no en el 3%.

En cualquier caso, se ve que el gobierno actual tiene una mejor prensa en los cenáculos de la Comisión. Por lo menos las fotografías, son ilustrativas. Parece que al ministro de economía, lo tratan bastante bien. Y esto puede significar que el cumplimiento de las cifras de déficit se convierta en algo más aleatorio, menos fundamental, si se tiene la percepción de que los deberes en otros ámbitos ya se están haciendo.

Lo dicho, lo del déficit es como una apuesta. Yo he apostado a que los objetivos señalados por Rajoy no se van a cumplir.

Sí, me juego un almuerzo.

Miércoles, 14 de marzo de 2012