Archivo de septiembre de 2012



EL SALTO

¿Habría convocado Artur Mas las elecciones si hubiera dispuesto de una mayoría absoluta?. No. Hasta ahora ha vivido con las muletas prestadas del Partido popular. Pero después de los episodios vividos últimamente, ya ha desaparecido esta posibilidad. Ni Rajoy quiere apoyar, ni mucho menos quiere Mas la complicidad del partido que manda. Y tampoco Esquerra Republicana. No iba a ser bueno para los convergentes que se trasladara a la opinión pública, que necesitan del voto republicano para seguir gobernando. No había alternativa. Solos no podían seguir aguantando. Había que buscar una salida airosa. Y como el pacto fiscal tuvo un vuelo extremadamente corto, se tenía que huir hacia otros objetivos de más largo y poderoso alcance. La independencia, la autodeterminación, el Estado propio. Era igual, poco importaba que se hubiera pasado del pacto, como eje de la legislatura, a la separación de España. De un objetivo que se confesó transversal por el éxito electoral, a una meta que hasta hace poco, muy poco era estrictamente minoritaria. Qué extraño. En Catalunya han nacido y se han multiplicado los independentistas en estas últimas semanas. Y ya se dice que se ha pasado a una opción mayoritaria. Así, aún con los calores de verano y sin que los catalanes nos hayamos aún mudado a los frescores del otoño.

No sé, todo suena a una cierta artificiosidad. A un inteligente manejo de la opinión, de las masas y de las conciencias. ¿Con qué fin?. Lo he dicho en otras ocasiones. En primer término que los que mandan, sigan mandando. En segundo lugar que la presión que se ejerza sobre Madrid, genere una corriente que favorezca soltar amarras. ¿Aceptar la secesión?. No , no lo creo. ¿Avanzar hacia un federalismo, a partir del Estado autonómico?. Sí, esto es posible.

No perdamos la calma. O los nervios. Porque el riesgo que se está corriendo es grande.

Miércoles, 26 de septiembre de 2012

EL VIAJE

 

No recuerdo quien me lo ha contado. Pero me ha hecho cierta gracia. Tiene cierta originalidad. Dice lo siguiente: “el castellano se dirige a un catalán, que encuentra por el camino y le suelta: bueno, ahora que estáis construyendo estructuras de Estado, y habeis empezado con la financiación, pacto fiscal, Diputaciones y otros elementos, el problema que teneis es que os falta ejército. Estado sin ejército, no tiene sentido. Pero no os preocupéis, ya os mandaremos el nuestro.”

El rey que como cualquier otro mortal tiene ya una “web”, ha lanzado a los cuatro vientos que lo de la Catalunya independiente es una quimera. Y que lo que ahora importa es preocuparse de lo más inminente, de lo más inmediato, que es salir de la crisis y que para esto se necesita unidad. Imagino que Rajoy le habrá dicho al Rey que tiene que salir a proclamar la unidad del Estado español, que le habrán redactado la carta y que el rey se habrá puesto firme, lanzando el mensaje. ¿Quién podía hacerlo en estos momentos que tuviera aún una credibilidad y fuera capaz de neutralizar al nivel adecuado los arrebatos independentistas?. Pues, con toda seguridad, la única voz que podía enfriar el ambiente era la del rey. En esto han acertado los hacedores de la política. De momento.

O sea que mañana el president Mas se va a reunir con Rajoy para hablar. ¿Para hablar de qué?. ¿del pacto fiscal? ¿De la independencia?. ¿De qué otras cosas se puede hablar con el Sr.Rajoy, cuando desde el once de setiembre el asunto permanente de debate es la opción independentista?. Por todas estas circunstancias, el presidente del gobierno, se ha pertrechado convenientemente y ha lanzado dardos envenenados al Palau de la Generalitat. Y algunos dardos le han venido prestados por la oposición. Rubalcaba ya ha dicho que en estas cuestiones de separarse de España y del cansancio histórico de los catalanes, “a los socialistas nos tendrá enfrente”.  Por tanto, con la embajada socialista y la proclama real, Rajoy podrá cantarle a Mas, que los vientos que soplan en la meseta no son favorables. Y que él, como buen gallego, no va a ir contra el viento ni contra nada que le suponga más incomodidades y más problemas. Que ya tiene bastantes.

Mas tendrá que ver con qué mensaje se vuelve a Barcelona. Por ejemplo: “En Madrid, no nos quieren.” Esto es, confirmado ¡ “O bien “Rajoy me ha escuchado con atención y se ha mostrado abierto a hablar de un nuevo proyecto o programa fiscal”. O bien, “Rajoy me ha extendido un cheque del Banco del Banco Central Europeo. Tenemos cubiertas todas las necesidades de liquidez en un año.”

Y si el mensaje es este último, no hay que preocuparse. Ni pacto fiscal, ni independencia ni nada. La bolsa es la que manda.

 

Jueves, 20 de septiembre de 2012

SÍ, PERO NO

 

 

Mas,- Artur Mas- ha empezado a “gestionar” la manifestación del 11 de setiembre, echando agua al vino. “Sí, pero menos”. Después que los convergentes financiaran cientos de autobuses para que el pueblo se manifestara a favor de la independencia y se pidiera iniciar los trámites para la “secesión”de España, el presidente ha dicho que “todo es posible y nada será fácil”, frase mágica que lo dice todo y no dice nada.

Porque de lo que ahora se trata es de no desanimar al personal. De buscar un discurso alambicado, a fin de seguir manteniendo ilusiones, esperanzas y a la vez no romper amarras con Madrid. La “realpolitik”. Como que los sueldos de los funcionarios se han de pagar y no hay dinero en caja y Mas Colell tiene que insistir en que le manden fondos urgentemente, es evidente que no se pueden cerrar las puertas al diálogo. Y así van a transcurrir los días, los meses y posiblemente los años. Porque siguiendo la máxima del President, la “posibilidad”,- todo es posible-, puede entrar en el túnel del tiempo. Puro funambulismo que tiene sin embargo sus riesgos. Porque uno puede acabar arrastrado por las inercias que uno mismo desató.

¿Manipulación de la opinión pública?. Sí, ¿Por qué no?. En el fondo, en las entrañas de la historia, siempre ha sido así. Se busca un mensaje que pueda integrar voluntades y generar pasiones y así se vive. Una temporada larga o corta. Y si mientras, se convocan elecciones, se aprovecha la marea para ganarlas. ¿La política es eso?.

Sí es eso. Lo ha sido siempre.

Viernes, 14 de septiembre de 2012

30.000 millones

 

Finalmente Hollande se ha puesto las pilas y les ha dicho a los franceses que él también es un hombre de acción. Esto es, que toma decisiones. Y la decisión es ahora reducir el gasto en 30.000 millones de euros. Y además,- aparte de que los ricos paguen más-, con la voz baja ha dicho que se va a introducir la flexibilidad laboral en las empresas. O sea, facilidades para el despido, frente a la legislación históricamente inmovilista del mundo laboral.

Sí, se le ha terminado la tranquilidad a Hollande. Los sindicatos ya han manifestado que de flexibilidad ni hablar y que los recortes solamente van a servir para frenar el  curso de la economía. En esto coincide la derecha representada por Fillon, antiguo primer ministro con Sarkozy. Fillon ya ha replicado que con estas medidas Francia se encaminará hacia la recesión y un paro más acentuado.

Por tanto, más de lo mismo. Sarkozy ganó las elecciones con el entusiasmo de muchos. Luego el globo de la ilusión se desinfló. El globo de Hollande ha empezado a perder fuerza. Y es que cuando los gobernantes empiezan a tocar lo intocable,- niveles de renta, bienestar, consumo,- el personal empieza a alborotarse.

El presidente francés lo tiene complicado. Porque tendrá enfrente a la inmensa mayoría de los sectores de la sociedad, si quiere avanzar por la senda de los recortes y la disminución del gasto.

No estamos tan lejos de una ruptura. Las culturas alemana, holandesa, austríaca, finlandesa son tan distintas de la francesa, italiana o española, que el euro no va a poder soportar tanta tensión. O Alemania se va del euro,- ayer mismo abogaba también por ello George Soros-, y aterriza en el marco o el euro mismo va a ir por el camino de la extinción.

Y no exagero.

 

Martes, 11 de septiembre de 2012

EUROVEGAS VERSUS “BARCELONA WORLD”

 

 

El “magnate” Adelson acaba de decidirse por Madrid, para el emplazamiento de su macro complejo Eurovegas. Y ayer el gobierno de la Generalitat  escenificó la entrada en sociedad del “magnate” Bañuelos como impulsor y primer inversor del proyecto Barcelona World, vecino de Port Aventura.

Primera reflexión. Esta última noticia salta al espacio veinticuatro horas antes que la de Adelson. ¿Había que adelantarse necesariamente en el tiempo a fin de evitar que mentes aviesas manifestaran que Madrid nos había ganado la partida?. No necesariamente. No era indispensable. El espectáculo ha sido forzado. Entre la ingenuidad y el infantilismo. Sí, con todo el cariño del mundo. Seguro que las lecturas e interpretaciones sesgadas van a llegar pronto.

Segunda reflexión. Barcelona tiene una fuerza turística grande. Esto está fuera de toda duda. El nombre posee largo recorrido.  Lo creo. Otra cosa es, en qué medida esta fuerza podrá materializarse y tener éxito en un proyecto, cuyo antecedente más próximo, Port Aventura, ha pasado por tantas dificultades. La Caixa cedió el protagonismo de explotación del negocio a otros y ahora ya ha dicho que su objetivo es vender los terrenos de su propiedad, -las seiscientas hectáreas-, a los promotores liderados por el Sr.Bañuelos. Para la Caixa no está mal. Pero el concepto “parque temático”, que se ha experimentado en otros ámbitos geográficos y que ahora se pretende seguir impulsando, no ha funcionado. “Disney”, ha sido la única excepción.Orlando y Paris. Las razones ya son conocidas. Con toda seguridad si el parque temático anunciado tiene dificultad en materializarse, Bañuelos recurrirá nuevamente al negocio ya conocido, el inmobiliario. Como los espacios que va a adquirir ya estaban destinados a usos residenciales, no va a haber problema, en cambiar el concepto. Y el mensaje.  

Tercera reflexión. Ocio y turismo. Absolutamente de acuerdo por esta apuesta. Lo he dicho y escrito en esta columna en diversas ocasiones. Catalunya, la Florida o la California europea. El turismo y la residencia de europeos que vienen a descansar aquí, no es incompatible con el florecimiento de una industria del conocimiento, o con la existencia de unos servicios de sanidad avanzados. Parece que el gobierno de la Generalitat va asumiendo, en este sentido, mayores cotas de realismo en estos últimos meses. El turismo, el ocio, la inversión extranjera en inmuebles,- la llegada del ahorro exterior- es el corto plazo. Lo demás no es tan fácil que se produzca, cuando las urgencias de liquidez y tesorería son inmensas.¿ El proyecto Barcelona World se inscribe en esta línea de actuación ? Me remito al punto anterior.

Cuarta reflexión.  Yo no habría vinculado en el tiempo la apuesta Adelson con la de Barcelona World. No pasa nada si Eurovegas no se queda en Catalunya.  Tampoco habría comprometido la presencia de responsables políticos,- el presidente Artur Mas-, con el impulsor del proyecto, el señor Bañuelos, con fotografías a toda plana. Y además con el Conseller Mas Colell, cantando las excelencias del asunto.  No se sabe que puede suceder en el futuro. Mejor tomar alguna distancia. No es la primera vez que los políticos alaban los milagros de “magnates”, que luego son puro espejismo.

Conclusión. Sí, por supuesto. Mejor tratar de avanzar, de construir, de asumir un riesgo. Porque no vamos a salir de la crisis quedándonos en casa.  ¿”Barcelona World” es uno de los revulsivos que necesitamos en estos momentos? Seguramente. ¿Saldrá bien?

De momento ya hay bastante con intentarlo.

 

 

 

 

 

Domingo, 9 de septiembre de 2012