TODO SIGUE IGUAL

 

Todo sigue igual. De  mal. El paro sigue aumentando. Empresas que se cierran. Desánimo. Desorientación. Se tiene la impresión-, también la empiezo a tener yo-, de que el gobierno no sabe a donde va. Un día dicen que todo va mejor. Que el final de la crisis está cerca y otro, que la situación de atonía va para largo. ¿Saben ellos realmente cuál es la receta que debe aplicarse?. No. Tampoco tienen experiencia en estos asuntos. La mayor parte de los ministros son gente de “oposiciones”. De mucho estudio, pasando de la Universidad a los ministerios. Y sin experiencia alguna de la vida. Del mundo de la empresa.¿ Qué saben ellos de las dificultades de liquidez, de la dureza de los mercados, de las dificultades inmensas de muchas empresas, para bordear el concurso de acreedores?. No, no saben nada.

No Rajoy y sus muchachos,- o muchachas,- saben de derecho registral, de derecho laboral, de hacienda pública y de fiscalidad y muy poco de economía real y práctica. Y así es muy difícil hallar soluciones eficaces y coherentes.

¿Ejemplos?. Un par de ellos. El sector inmobiliario sigue con miles de viviendas invendibles.¿ Porque no dar a extranjeros,- rusos, chinos y demás-, la oportunidad de que compren estos inmuebles, ofreciéndoles en compensación un permiso de residencia temporal, sin acceso al permiso de trabajo?. De esto se habló hace unos meses. Que conozca, aún no se ha llevado a la práctica. Otro tema. Seguridad social.¿ Porqué no se exime de la seguridad social a los nuevos contratos laborales?. No a unos cuantos. A todos. Por ejemplo seis meses, un año. Seguro que esto funcionaría. Y el Estado se ahorraría los dispendios a que tiene que hace frente para atender a los parados. Los costes de la seguridad social son enormes y absolutamente disuasorios. Para los que quieran invertir, con una mínima esperanza de rentabilidad.  Y tendría más ejemplos. Pero de todo esto el gobierno no se entera. Falta decisión. Falta valentía. Falta carácter. Faltan políticos que sepan de sus compromisos, de sus enormes responsabilidades frente al pueblo, frente al país, y a su futuro, en esta ahora un tanto aciaga que vivimos.

Si, Rajoy, está fallando. Conste, que me sabe mal. Pero estoy llegando a esta conclusión.

 

 

4 de mayo de 2013



Deja un comentario