Archivo de marzo de 2015



MAS DE LO MISMO

 

Volvemos a las andadas. Como que los de la Asamblea Nacional Catalana, han llegado a la conclusión de que tienen que seguir haciendo cosas para mantenerse vivos, han convencido a Mas y a Junqueras para que elaboren una especie de “hoja de ruta”,-que es lo que se lleva ahora-, a fin de consensuar los temas que suponen más importantes, cara a la independencia. Así ya han proclamado que las elecciones van a ser “plebiscitarias”. No se van a fusionar, ni van a elaborar una lista única. Esto, no. Cada uno se queda en casa. Pero por lo menos han manifestado que siguen teniendo fé en la independencia y que si ganan los partidos que optan por este objetivo, se va a redactar,- ya en serio- un borrador de Constitución y que en un par de años, se convocaría un referendum definitivo.

De este acuerdo se ha descolgado Unió Democràtica, los de Iniciativa y los de la CUP, aunque estos últimos han dicho que se lo pensarán, porque ellos son mucho más radicales en lo que afecta a la cuestión del soberanismo. En cuanto a los demócrata cristianos de Durán, todavía queda en el aire qué es lo que van a hacer. Han montado un partido, “Construim” que me imagino es la carta que se tienen guardada por si las relaciones con Convergencia empeoran. De todos modos, como que la política aquí en Catalunya tiene una fluidez tan grande, dentro de un par de semanas puede pasar cualquier otra cosa. No hace tanto tiempo que la misma Convergencia se proclamó “nacionalista” y no “independentista” y en cambio ahora vuelven a cambiar el discurso.

¿Hay que tomar a todos estos personajes en serio?.Pues, no sé. Diría que más bien no. Lo que sucede es que de un modo u otro están jugando con nuestro sistema de convivencia y con nuestro futuro.

Y esto no me gusta nada.

Martes, 31 de marzo de 2015

EL PÉNDULO

 

 

Sarkozy ha vuelto a ganar. Ya lo hizo una vez y luego perdió estrepitosamente. Los franceses se comportan como cualquier otro pueblo,más o menos ilustrado. Todos quieren que les resuelvan los problemas. Abrazaron a Sarkozy hace unos años, porque consideraban que con este líder las cosas mejorarían. Pero cuando empezaron los recortes y a pedirse esfuerzos que el francés medio creía absolutamente inoportunos, Sarkozy cayó en desgracia. Se sucedieron las huelgas de los poderosos sindicatos y no hubo nada que hacer. Y como que la economía seguía sin levantar cabeza, los franceses volvieron la cabeza a los socialistas. A ver si con éstos conseguían cambiar el rumbo de la coyuntura, sin pedir sacrificios a nadie.

Pero Hollande y su flamante primer ministro, Manuel Valls, se han encontrado con las mismas dificultades que su predecesor en el Elíseo. Los franceses están absolutamente asentados en la comodidad y en el “savoir vivre” y no quieren que se hable de modificar su “estatus”.  Por mucho que Valls haya insistido en que Francia debe cambiar.

De los 101 Departamentos franceses, Sarkozy se ha metido 64 en el bolsillo. También el frente Nacional de Le Pen ha cosechando una buena nota. De aquí a las presidenciales, en un par de años, Sarkozy va a partir muy bien situado y dificilmente los socialistas van a poder recuperar el espacio perdido.

¿Va a suponer todo esto que el líder de la derecha, va a solucionar los problemas de los franceses?.¿Francia podrá convertirse en una segunda locomotora en el entorno de la Unión Europea, como lo ha sido Alemania?. Qué va ¡. Imposible. Para ello sería necesario que se abordaran con valentía una serie de medidas destinadas a convertir en más ágil y dinámica la economía del país. Porque hoy la carga burocrática y administrativa francesa es peor que la española. Pero desgraciadamente la consecución de estos objetivos, significaría incidir en el poder y la influencia de grupos de presión que hoy condicionan negativamente la actuación de los políticos.

Por tanto, por mucho que Sarkozy ahora prometa y diga, en Francia las cosas van a seguir igual. Ya lo intentó una vez. Y no le salió. Ahora volverá a intentarlo. Sí,  el péndulo se ha ido hoy a sus feudos.

Pero por poco que se descuide, se irá al otro lado.

Lunes, 30 de marzo de 2015

UN PSICÓPATA

 

No, no me aparto de lo que dije en mi anterior artículo. Veinticinco años son demasiados para un cuerpo tan frágil como es un avión. Quince también, para un aparato al que sin piedad hacen funcionar dicha y noche, por los espacios. La reglamentación europea que es tan detallista en muchos ámbitos, tendría que fijar ya el plazo máximo de vida útil de un avión. Sea Airbus, Boeing o tenga otra etiqueta. Por mucho que me quieran convencer que después de una revisión a fondo, cualquier avión, por viejo que sea, sale del taller como nuevo, no me lo creo.

Pero mientras tanto, ya se conoce que el copiloto Andreas Lubitz era un psicópata. Un psicópata que se volvió definitivamente loco, por el efecto de fármacos asociados a una gran depresión. Claro que de psicópatas la historia nos ha deparado un amplio elenco. Ejemplos espeluznantes.

Hitler era un gran psicópata, y le dejaron libre y a sus anchas desde que conquistó el poder hasta que dejó Alemania absolutamente destrozada. El médico nunca le prescribió la baja, como ahora se dice de Lubitz. ¿Y Stalin? Otro gran psicópata, narcisista, enfermo mental que liquidó a diez millones de ciudadanos. Tampoco nadie le osó alzar la voz, para decirle que no estaba bien de la cabeza. He imagino que los que lo hicieron, terminaron mal.

En definitiva el mundo ha estado sometido en algunas fases agudas de su trayectoria a verdaderos  psicópatas que pasaban por políticos providenciales, por mesías y salvadores de su pueblo.

Lo de Andreas Lubitz, con ser tremendamente doloroso, es solo un ejemplo menor de los grandes escándalos, que en este orden de la imperfección humana, han sacudido la historia.

Sábado, 28 de marzo de 2015

GERMAN WINGS. 58.000 HORAS

 

 

La catástrofe aérea de hoy. Si los automóviles con diez años ya son viejos y con veinticinco años una verdadera antigualla, me pregunto porque los aviones pueden navegar hasta treinta años. No tengo idea de cuestiones técnicas ni de ingeniería. Pero el sentido común me dice que son demasiados años.

El avión siniestrado, un Airbus del año 1989, estaba aún en servicio, esto es practicamente un cuarto de siglo. Es cierto que aseguran que se habían producido todas las revisiones posibles. Las grandes y las menores. Todo perfecto. Pero el avión se ha caído.

El “cansancio de los materiales” que integran el avión, ha sido una de las cuestiones que en ocasiones se ha considerado, para valorar los riesgos asociados a la vida útil de una aeronave. Con veinticinco años, por mucho que nos garanticen su seguridad, no se podrá negar que los riesgos que afectan a un aparato con esta antigüedad son muchos mayores que si éste fuera nuevo. El de German Wings  tenía ya  58.000 horas de vuelo. Demasiadas.

Mi recomendación,- por expresarlo de alguna manera-, es muy clara. Los aviones no deben volar más de diez años. Por mucho que me digan que después de pasar una revisión importante, el avión es practicamente nuevo, no me lo creo. Seguro que este tremendo accidente va a conducir a una reflexión seria. No se si en la línea que estoy propugnando. Pero que la jubilación de los aviones tiene que producirse más pronto, no tengo ninguna duda. Por las informaciones que estoy recibiendo, German Wings heredó la mayor parte de la flota de Lufthansa y tiene una antiguedad media superior a los veinte años, la mayor de las compañías “low cost”.  Easy Jet por ejemplo, dispone de una flota con una media solamente de tres años. 

Es un desasatre que a raíz de esta tragedia, ahora gobiernos y administraciones empiecen a preocuparse de qué se ha de hacer para evitar estos accidentes. Nunca o casi nunca, se realiza una medicina preventiva. Se ha de esperar a que suceda algo terrible. Entonces a correr para que no vuelva a suceder.

Esto es lo que sin duda veremos ahora.

Martes, 24 de marzo de 2015

“TODO CAMBIA, NADA ES”

 

 

La Fiscalía ha pedido al juez que se condene a Rosell y Bartomeu, expresidente y actual mandatario del Barça, respectivamente. El primero a siete años de reclusión y el segundo a algo más de dos años. ¿Porqué razón? Pues delito fiscal,- como no-, falsedades y delito societario. Todo ello vinculado al  fichaje de Neymar.

Nuevamente se han producido las sorpresas en el entorno del Club. Se piensa en una conspiración, como consecuencia mediata o inmediata a la buena estrella del equipo en estas útimas semanas. Se llega a decir que es “Florentino” el que “mece la cuna”. Pero luego alguien apunta a que todo este lío lo armó un socio, llamado Jordi Casas, Y que por tanto lo único que ha hecho la fiscalía y el juez han sido cumplir con su obligación de investigar.

El mundo judicial sigue de auténtica moda. Hace también pocos dias el juez Ruz, que se va a ir pronto a otros destinos, dictó una resolución, previa a la apertura de juicio oral, encausando a Lluis Prenafeta, Macià Alavedra y a Bartomeu Muñoz, ex alcalde de Santa Coloma, en el asunto Pretoria. A Macià le piden unos seis años y otros tantos a Prenafeta, además de hacer frente a una responsabilidad civil de más de diez millones de euros, cada uno de ellos. Recuerdo que hace ya un par de años, me encontré con Alavedra en una cafetería. Le dije que estos asuntos no se acaban casi nunca y que despues de los episodios de la televisión, a raíz de las detenciones de Garzon, seguramente lo dejarían tranquilo unos cuantos años. Pero, me equivoqué claramente, en el pronóstico. Y es que entre los Gürtels,los Eres, los Pujol, los jueces han elevado el nivel de “alarma social” a la mayoría de contenciosos en los que se instruyen delitos de tráfico de influencias, de blanqueo , de sobornos, de cohecho o de delito fiscal. Y ya se están dando más prisa, para que no se les responsabilice de que estén eternizando los procesos.

Y con este nuevo panorama, han llegado las sorpresas. ¿Creía Alavedra o Prenafeta, que todo lo que estaban haciendo llegaría algún día a los Tribunales?. No , en absoluto. Las “gestiones” se efectuaban como lo más natural del mundo. ¿Pensó en alguna ocasión Alavedra, que estaba cometiendo un delito de tráfico de influencias?. No,.Y si se le hubiera apuntado que aquellas gestiones eran ilegales, no se lo habría creído. Y lo habría seguido haciendo.

Esta conciencia de “impunidad” , de ignorancia “consciente” de la realidad, fue bastante general entre la clase política y económica del país. Por esto la sorpresa ahora ha sido bastante mayúscula. Pero era un modo de trabajar, de conseguir negocios. De hacer dinero.

Sí, todo cambia,nada es. A Macià Alavedra con ochenta y un años, y a Prenafeta con setenta y seis les ha tocado vivir el cambio. También a Rosell y a Bartomeu. Y no digamos a Pujol.

Y la borrasca ha venido para quedarse.

 

Lunes, 23 de marzo de 2015