EMPRESARIOS A LA ESPERA

 

¿Y los empresarios que piensan de todo lo que está sucediendo?. La consigna debe ser “esperar y ver”. Pero por supuesto con un grado importante de nerviosismo. Porque ahora mismo, no hay ninguna salida política que cuadre con la estabilidad y la consolidación del crecimiento. Si finalmente el PSOE se abstiene en alguna última y postrera sesión de investidura, Rajoy estará mandando con un gobierno condicionado por las fuerzas parlamentarias que le serán adversas. Difíciles equilibrios que limitarán cualquier actuación decidida hacia una política económica coherente. Si no hay investidura, pues tendrá que irse a unas nuevas elecciones. ¿Quien saldrá beneficiado de las mismas?. Pues podría ser el propio Partido Popular, por la reacción de un electorado temeroso ante tanta incertidumbre. Aunque la verdad es que tampoco esta tesis,a tantos meses vista, puede tener visos de autenticidad. Y en cambio Podemos se las puede prometer felices, hundiendo más a los socialistas. Una fuerza emergente, ante un partido cansado y herido después de tantos combates, sin final feliz.

Y me he olvidado aún, si hablamos del Secretario del partido, Pedro Sanchez, del intento, que por lo que parece va a acometer tratando de dialogar con Pablo Iglesias, a fin de tentarle a construir algo juntos. Tentativa que por otra parte ha levantado las protestas de muchos barones del partido, que no quieren acercarse a una formación que propugna el derecho a decidir, para cosechar los votos y las bendiciones de los partidarios de Colau.

Total, un galimatías, un crucigrama complicado y hasta desagradable. Y mientras, las inversiones que tendrán que esperar. Los proyectos que se aparcarán a la espera de tiempos mejores. Y el dinero que el Estado va a precisar en 2016, unos trescientos mil millones de euros, que seguro nos van a costar más caro.

¿Pero, los políticos, no están para procurar el bienestar del pueblo? Sí, sin duda.

Pero se olvidan de ello con una facilidad enorme, con una irresponsabilidad tremenda.

 

29 de diciembre de 2015



Deja un comentario