Archivo de febrero de 2018



Congreso de Móviles. En la cuerda floja

 

Esta semana ya ha aparecido la noticia que los dirigentes del Congreso de móviles están oteando el horizonte de posibles nuevas sedes para el certámen. Suena el nombre de Dubai, ciudad de los rascacielos árabes que está a la caza de ferias y congresos a fin de potenciar sus atractivos como polo de atracción de inversores y de nuevas tecnologías. Ya han transmitido de una u otra forma que las costumbres en esta zona del Golfo tienen un color más laxo, que en otros rincones de la misma geografía. O sea, que los congresistas pueden sentirse cómodos celebrando las sesiones en esta metrópoli. También y aunque no se haya mencionado, es indudable que en Dubai de huelgas de transporte que pongan en peligro la celebración, nada de nada. Allí el emir o el jeque que manda, lo tiene todo controlado.

Barcelona pues, está en la cuerda floja. Y esto que la Colau y Trías se han apresurado a poner la alfombra de las grandes galas cuando el Sr.Hoffman, mandamás del Congreso, visitó hace unas semanas Barcelona. Hasta él mismo se sorprendió del recibimiento que se le brindó. Por supuesto que todo fueron halagos, bendiciones y garantías de que el Congreso de Móviles,- este y otros años,- va a poder celebrarse en Barcelona, con todo su esplendor y sin riesgo alguno.

Pero la verdad es que hemos salido demasiado en la prensa internacional en estos últimos meses. Y no precisamente de modo que permita albergar una atmósfera de paz y tranquilidad venideras. El tema del independentismo va a seguir llevando cola, este ejercicio y los que vengan. Porque los procedimientos judiciales no se agotan o terminan en cuatro días. La realidad es que no nos hemos dado cuenta o no hemos sabido apreciar el valor de lo que tenemos, subestimando que igual que los grandes proyectos  aterrizan aquí, pueden desaparecer si las condiciones adecuadas ya no se dan.

Deseo equivocarme, pero el pronóstico no es positivo. El Congreso de Móviles se puede caer de la lista de acontecimientos importantes que registra Barcelona. ¿Si la mayor parte de grandes empresas  han cambiado su sede, porque no hacerlo el Congreso de Móviles? Ya sé que no es lo mismo, pero es una referencia, un dato, un síntoma.

Una pena. Un desastre.

 

Domingo, 18 de febrero de 2018

EL CONSEJO DE ADMINISTRACION

 

Os extrañará que ponga este titular. Parece muy académico, muy de impartir alguna clase magistral sobre un órgano que es el que gobierna las sociedades. Pero, no. En realidad ya sabeis qué es un consejo de administración. Unos señores que gobiernan una sociedad. Que hacen y deshacen según crean que es lo que más importa a la empresa. El consejo representa a los propietarios, a los titulares de las acciones que son los que los designan. Esto es, parece normal que quien es propietario tenga la facultad de nombrar a los gestores que representen sus intereses.

Hasta ahí todo normal. Pero el asunto se complica en las grandes sociedades cotizadas. En España y en todas partes. Los propietarios siguen siendo los accionistas, pero quienes les representan ya no tienen una relación estrecha y directa con aquellos.

Os doy un ejemplo. Se va a renovar el consejo del banco BBVA y en la prensa han publicado los nombres de los consejeros. En total quince. Creo que son muchos. Pero bueno, lo interesante de la cuestión es que de los quince, nueve son “independientes”, tres “ejecutivos” y otros tres “externos”. Y me preguntareis: ¿Pero no representan todos al capital, esto es todos los accionistas?. Y la respuesta es que sí, por supuesto. Y a continuación podríais seguir inquiriendo, porque, ostentando aquella representación, se llaman “independientes”. Y también podríais insistir preguntando por la diferencia entre “independientes” y externos” . Y la verdad es que no podría daros una respuesta clara y contundente. Os diría que en realidad se trata de pura terminología, de un esfuerzo por compartimentar a unas personas sin clara justificación.

Porque, aunque se llamen “independientes” éstos no lo son. Se deben a los accionistas. Por tanto la dependencia es absoluta y total. De manera que si no fuera así, no tendría razón de ser que siguieran en la sociedad. Y lo mismo sucede con los “externos” y con los “ejecutivos”.

Pero el problema más importante es que tanto unos como otros, en la práctica han sido “cooptados” por el presidente, o quien manda de verdad en la compañía. Los independientes han sido llamados por quien tiene el poder de hacerlo, de manera que esta invitación constituye de hecho una servidumbre, mayor o menor según la personalidad del elegido. Los accionistas en las empresas cotizadas reciben las propuestas de nuevos consejeros en las Juntas Generales y prácticamente la posibilidad de presentar alternativas es nula. En muchísimos casos la lejanía entre el consejero “independiente” y el accionista de a pie, es total.

Es cierto que en el ámbito del llamado “Buen Gobierno” se ha tratado de arreglar estos tan importantes desajustes en el gobierno de sociedades. Pero la verdad es que muy poco ha cambiado. En la superficie, en los papeles sí, en la realidad, no.

Seguramente porque la sociedad anónima cotizada es una democracia muy imperfecta. Una democracia subordinada al éxito y al beneficio.

Recuerdo que la China de hoy se parece bastante al modelo que acabo de describir. 

Y nadie pondrá en duda que funciona. Es el dinero el que manda.

 

Miércoles, 14 de febrero de 2018

PLANETA TIERRA

 

Hoy nos hemos desayunado con las trifulcas de los herederos del imperio Planeta que forjó hace muchos años, su fundador Jose Manuel Lara, vendiendo con éxito las enciclopedias que adornaban las desnudas paredes de las moradas de posguerra.

Estamos ya en la tercera generación. Y cuando en la familia nos encontramos con hermanos, hijos, tíos, sobrinos, resulta difícil mantener el consenso y la tranquilidad. En todas o casi todas las familias se producen insatisfacciones, celos, rencores. Alguien se considera maltratado o menos querido. Y es fácil que surja la disputa. 

En teoría, no obstante, no ha pasado nada. El hijo mayor de José Manuel, que falleció hace unos años, deja de ser consejero delegado y le sustituye, dicen los periódicos, un hombre de la casa y consejero, Carlos Fernández. Y la nota de la compañía explica que el cambio se explica por ” el nuevo impulso a la compañía en un contexto global de gran transformación de los modelos de negocio….”

Pero detrás de la dimisión, cese o como queramos llamarle, trasluce el difícil equilibrio de las ramas de una familia que se reparten el 100% del capital, ambicionando cada una de ellas el ostentar una mayoría. Por el momento parece que el presidente ha conseguido frenar el primer embate. Pero seguro que la lucha generacional va a seguir su camino. Lucha hostigada por los cambios que se están produciendo en el sector, a caballo de las tecnologías digitales.

En Alemania, algunas grandes corporaciones que un día fueron propiedad familiar, se convirtieron en Fundaciones con el fin de preservar la continuidad de la compañía, al margen de los intereses a veces encontrados de parientes  y allegados. Bosch, la empresa que suministra equipos a las empresas de automoción es un ejemplo de ello.

Algún día Planeta tendrá que pensar en ello. Antes que sea tarde. 

Martes, 13 de febrero de 2018

MÁS DE LO MISMO

 

Día sí y otro también. Ahora le ha tocado el turno a Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes. Francisco Granados, el lugarteniente de Aguirre, ha lanzado los dardos acusadores. No lo hizo antes, pero cree que  por fin ha llegado la hora. Granados ha dicho que las elecciones de la Comunidad de Madrid de 2007 y 2011 fueron financiadas en gran parte con dinero negro o “B” que es lo mismo, pero resulta más elegante. Y que Aguirre y Cifuentes, lo sabían y estaban al tanto de lo que sucedía. En particular, Esperanza Aguirre que conocía todos los detalles.

¿Sorpresa?, por supuesto ninguna. Una práctica habitual en aquellos tiempos. ¿De un solo partido o de todos?. De casi todos. Claro que el ambiente social en 2007 y aún en 2011, poco tenía que ver con la sensibilidad actual. Lo importante era recaudar los fondos para pagar la campaña. El orígen, lo de menos.

Francisco Granados ya ha dicho que no tiene pruebas de todas estas aseveraciones. Pero que todo fué como ha señalado.

Ante estas exclamaciones y la inexistencia de evidencias, los portavoces del partido se han apresurado a crucificar al malo de Granados y apoyar sin reservas a Cifuentes y Aguirre.

Pero mientras tanto los partidos de la oposición han acogido con singular regocijo el espectáculo que les ha brindado Granados y han acudido raudos al Parlamento, a presentar solicitudes formales de comparecencia de las dos ilustres señoras. La comparecencia sin duda se va a celebrar las próximas semanas con el mismo resultado que anteriores investigaciones llevadas a cabo por la Cámara. Es decir, no va a servir de nada. O de bien poco.

Lo de la corrupción y los procedimientos judiciales que siguen, no va a terminar en años. Granados habla en 2018 de unos acontecimientos que se produjeron el 2007. Han pasado más de diez años. Y hasta que se vea el posible juicio oral, tras una instrucción un poco larga, llegaremos a lo mejor al 2020.

¿Para que seguir?. Mejor dejarlo.

 

 

 

Lunes, 12 de febrero de 2018

NO SOMOS TODOS

 

Este sábado el periódico El Mundo ha publicado un entrevista con el historiador Enrique Moradiellos, premio nacional de Historia y catedrático de Historia Contemporánea. En el curso de la entrevista, refiriéndose a Catalunya dice, “me parece un gran misterio como una nación  culta y europea pudo pensar en el delirio de que iban a ser los daneses del sur.”

No, no fue la Catalunya culta y europea la que enloqueció. Más de dos millones de catalanes, formamos parte de esta Catalunya culta y europea. “Seny”, sentido común. Unos cuantos más que los que militan en el independentismo. Y Catalunya no es propiedad de los partidos independentistas. Aunque vendan la imágen de que esto es así. Y hagan mas ruído. Y hayan  contado durante muchos años con el clientelismo y las servidumbres que genera el poder. El pueblo, con algunas excepciones, siempre está con las inercias y la obediencia del que manda. Y más si el que manda alienta con los sentimientos y el corazón a las masas para que se lancen a aventuras imposibles.

Moradiellos habla de “un gran misterio”, esto es cómo puede explicarse que se llegara a asumir que los catalanes, “iban a ser los daneses del sur”.  Pues, de misterio, poco. No es la primera ni será la última vez que se haya producido un engaño monumental con el fin de ganar unas elecciones. La historia europea cuenta con ejemplos lamentables, que no voy a citar porque están en la mente de todos. El pueblo abrazó el carisma de un líder, un programa electoral, que desembocó luego en un desastre. ¿Se ha engañado al pueblo catalán haciéndole creer que la independencia era posible? Sin duda. ¿Se ha engañado al votante, exclamando que la República iba a conducir al mejor de los mundos? ¿Se ha superficializado el sueño independentista, hablando de las bonanzas y nunca de las dificultades?. Evidentemente. Pero lo que ha sucedido no es una novedad. La escasa memoria y la buena fe del pueblo son proverbiales. La manipulación más absoluta. 

Y escarbando un poco más en las raíces de lo que sucede, sí que hemos de asumir los catalanes, que somos tributarios de la herencia pujolista. El nacionalismo monopolista de Pujol a lo largo de tantos años, ha generado estas tan tremendas consecuencias. Moradiellos también habla de la división en Catalunya, comparándola con la división en el 36 que comprendía a todo el Estado. A día de hoy pienso que la división que sufrimos,- y digo sufrir con clara conciencia de ello-, no tiene  solución. Que la brecha que se ha abierto en la ciudadanía es tan enorme, que las posiciones están tan radicalizadas, que los esfuerzos que puedan hacerse para remediar el problema y volver a la unidad, serán baldíos.

Sí, Moradiellos, somos una nación culta y europea. Lo seguiremos siendo. Y los catalanes muchos, muchos, no estamos somatizados por ningún credo que desemboque en el delirio. Y mucho menos tenemos interés en ser la Dinamarca del Sur.

Vamos a resistir. Y en política todo es posible.

 

Domingo, 11 de febrero de 2018