BREXIT “DURO”

 

 

Los periódicos han hablado ayer y hoy de que los ingleses están por el “brexit duro”. Esto es, se salen de la Unión Europea por las bravas y buscan otros horizontes en los que mercadear. Básicamente al otro lado del Atlántico y los países de la Commonwealth.

En realidad lo que busca el Reino Unido, ya se sabe. Una especie de la antigua EFTA en sus relaciones con Europa. O sea que sus productos no tengan aranceles a la hora de entrar en la Unión y en el tema de la inmigración, intentar salir lo mejor librados posible con la situación en la que ahora se hallan.

Porque de negociar, se ha de reconocer que los ingleses saben. Y mucho. En definitiva Gran Bretaña es una gran “City”. O sea la City de los bancos de inversión, de los brokers, de los pension funds y de los venture capital. Es decir el gran negocio financiero que aporta importantes ingresos al erario. Y más que todo esto, la sabiduría en la negociación. Tener la experiencia de ganar siempre o de perder solamente alguna vez. 

No tengo duda alguna que esta acumulación de “good will” se va a aplicar o se está aplicando en la negociación con la UE. El “Brexit Duro” implica ir a por todas. Veremos primero, cómo y cuanto nos pagan lo que nos deben. Porque a mi juicio no está tan claro que se haya llegado a un acuerdo sobre la suma, que se eleva a algunas decenas de miles de millones de euros.

Por mucho que se diga, los ingleses nunca fueron muy amigos de la construcción europea. Siempre la miraron de reojo. Por si podía perjudicarles. Recuerdo algunos pasajes de la serie “Primer ministro” de la BBC en la época de Thatcher. Una serie magnífica. Sátira y humor anglosajón del bueno. Y el primer ministro, Mr. James Hacker criticando y maldiciendo las normas de homologación de determinados productos impuestas por Bruselas, que iban a perjudicar y desmerecer el buen nombre de las marcas británicas, bendecidas por su majestad la reina. Y su secretario el inefable Humphrey Appleby, aplaudiendo con una sonrisa de complicidad.

Sin duda,- y veremos como van las cosas-, sin el Reino Unido, Europa será más Europa.

Si lo sabemos aprovechar, claro. Que de esto no estoy tan seguro. 

 

 

6 de febrero de 2018



Deja un comentario