EL REY

 

Me pregunto si el Rey va a sancionar o firmar el nombramiento de Torra como próximo presidente de la Generalitat, en el supuesto de que el próximo lunes salga elegido. Después de lo que hemos oído hoy, no veo yo al Rey en disposición de realizar aquel acto formal, que da paso a la presidencia efectiva. Se ha dicho y repetido que la autonomía ya es cosa del pasado. Que ahora vamos hacia la materialización de la república. Que solamente se va a obedecer lo que dicte el Parlament. Y otras lindezas más. Una declaración en toda regla que se va a incumplir el mandato constitucional y que el objetivo es la separación de Catalunya del Estado español. Trabajar para la república y solo para la república. 

Imagino que con estas afirmaciones no se le ha pasado por la cabeza a Rajoy retirar el 155.  E imagino también que Torra ya debe igualmente asumir que después de tanta proclama, la Generalitat seguirá intervenida. Porque no puede esperar que la Constitución y las herramientas que la misma dispone, le permitan actuar, precisamente para romper con el sistema jurídico vigente. 

Aunque no es la primera vez que Rajoy actúa tarde y pierde el tren. De sentido de la anticipación, ninguno. Se reacciona, cuando los hechos ya se han producido y las consecuencias se arrastran en el tiempo. Ya sucedió con el referendum y la declaración de la república. Si se hubiera actuado antes, ni se habría celebrado la consulta, ni se hubiera votado la república. Y nos habríamos ahorrado las inconveniencias que suponen para todos, el que unos líderes se hallen entre rejas. Me temo que ahora pueda suceder  algo semejante. Y la situación es mucho peor.

La verdad es que tal como hoy han ido las cosas, veo inviable la candidatura de Torra.

Un día turbio. Con borrasca. Difícil que amaine.

12 de mayo de 2018



Deja un comentario