“HABLAR, HABLAR…”

 

“Hablar, solamente hablar”. ¿Pero de todo?. Sí se puede hablar de todo. ¿Porque no?. Bueno, estos son los términos del encuentro del próximo lunes entre el presidente del Gobierno y el de la Generalitat señor Torra. Los dos ya saben que se van a decir y los dos también saben que van a contestar. Torra va lanzar y a transmitir todos los agravios y voluntades del sector independentista y Sánchez le dirá con sonrisas, buenas palabras y mucha “empatía” que la Constitución está ahí y que él no puede moverla. Pero claro, que pueden seguir hablando. Esto es repitiendo o insistiendo frases semejantes, idénticos pronunciamientos. Y finalmente concluir que la entrevista ha sido muy útil. Esto es, que ha habido diálogo y respeto entre las dos partes. Que se han dicho lo que tenían que decirse y que los dos han escuchado con la mayor de las atenciones. Y además, que este es un principio de otros encuentros. Que no se ha perdido el tiempo. Una vez terminada la reunión, Torra les transmitirá a los suyos que no se ha dejado nada en el tintero. Que el clima que ahora ha encontrado en la Moncloa es distinto, más abierto y que seguirá explorando las posibilidades de que algún día se pueda celebrar un referendum.

Y con esta cita nos podremos ir de vacaciones. El partido socialista ya ha explicado una y otra vez de que  ahora se trata de ir restañando heridas, de “normalizar” la situación. De momento no se puede hacer nada más. Esto es, generar un cierto ambiente de tranquilidad. Claro, que todo está como antes. Y que nadie se ha movido de sus posiciones. Pero se quiere abrir una puerta a la distensión. Que bajen los nervios y los maximalismos.

¿Y mañana?. Mañana o pasado, ya veremos. 

De momento lo que vale es el hoy. No se puede pedir mucho más.

 

8 de julio de 2018



Deja un comentario