SÁNCHEZ, PABLO TE VA A COMER

 

¿Os acordais cuando Sánchez no quería a Iglesias en el Gobierno? Decía que no podía admitir el tener dentro del Consejo de Ministros, a unos señores que actuaran al margen del presidente. O sea un consejo o consejillo, dentro del Consejo. Pero ya cambió de parecer y a hora ya los tiene dentro. Y con Iglesias como flamante vicepresidente. ¿Cuál es el riesgo? Pues como algunos diputados le han soplado en el Congreso a Sanchez, que Pablo se lo coma.

Sánchez ha abierto las puertas del Estado a Podemos. Y no se ha dado cuenta,- no lo ha valorado suficientemente-, que las dos formaciones pugnan por un mismo electorado. Porque las circunstancias de la negativa de antes y la bienvenida de ahora, siguen siendo las mismas. Los protagonistas no han cambiado. Ciertamente el número de diputados cosechado por Podemos en las últimas elecciones fue muy menor, pero la entrada en el gobierno, ha sido una buena tabla de salvación. Y que Iglesias, Monedero y compañía van a saber aprovechar. Seguro que todos ellos contemplan la iniciativa como una travesía con objetivos  a medio y largo plazo. No tienen prisa. De momento hay que ir tomando posiciones. Consolidando al electorado. Y también el poder.

No sé, si con tanto interlocutor al cual contentar, Sánchez va advertir lo que para él supone, tener a Iglesias de compañero de viaje. De vicepresidente que se aupará a la presidencia, en ausencias o viajes de Sánchez. A fin de que el personal se acostumbre.

Si Sanchez despierta más pronto que tarde, podrá arbitrar alguna alternativa.

Si no lo hace, es hombre muerto.

 

8 de enero de 2020



Deja un comentario