TRUMP / BIDEN

Si me preguntais quién va a ganar, Trump o Biden, os diré que no lo sé. Sí, seguramente a principios de año os habría dicho que con toda seguridad iba a serlo Trump. Pero después de la pandemia, cuando aún estamos con la pelea del coronavirus y de las manifestaciones raciales, que se suceden día a día, las incógnitas son hoy día grandes. Aunque lo que se nos ofrece con frecuencia en las imágenes de la televisión, no se corresponda con la realidad de un país tan inmenso, tan diverso como son los USA.

Lo más positivo de John Biden es que tiene a una atractiva vicepresidenta que es Kamala Harris. Y lo de «atractiva» no lo digo precisamente por incidir en la belleza física que seguramente la tiene o la debe tener. Sino por el hecho de que sus orígenes, su trayectoria política y su posición en el entorno político, pueden propiciar el que quizá algún día, si Biden llega a cansarse de ejercer un cargo que exige tanta intensidad vital, acceda a la presidencia. No estaría mal una presidenta, -mujer-, con un fuerte arraigo en amplios sectores de la sociedad norteamericana y que podría contribuir a fortalecer o cohesionar los eslabones más débiles de esta estructura.

En cuanto a Trump ya sabemos que sus votantes están por la ley y el orden, en un sentido más estricto que el asumido por otros presidentes. Como ejemplo, Obama. Y también por un futuro en el que la economía siga teniendo un papel predominante. Trump es de los que piensan, -o mejor creen-, que si una mayoría de la población tiene trabajo y por tanto ingresos-,-mayores o menores-, la política pasa a un segundo o tercer grado del interés colectivo. Y que también esta mayoría quiere vivir sin sobresaltos y en paz. Y que si estas bases, -fundamentales- quiebran, todo puede suceder, todo puede ser posible.

Estamos pues ante unas elecciones absolutamente abiertas. Setiembre y octubre serán decisivos. El comportamiento de la pandemia y la resistencia de la economía van a ser los factores determinantes. También en el orden racial. Si los dos primeros se comportan mal, Biden tendrá opciones. En caso contrario Trump puede alumbrar una segunda legislatura.

Esperar y ver.

30 de agosto de 2020



Deja un comentario