JOVENCITO BIDEN

Ayer el jovencito Biden apareció ante la prensa para dar cuenta de sus gestiones para frenar el alza de precios que empieza a ser preocupante.

Y se refirió a las cadenas de suministro, que fallan una y otra vez. Adiós al «just in time», al sistema tan depurado de suministrar el material, las piezas con la mayor puntualidad, para que el proceso de producción no se interrumpa.

Biden agradeció a los responsables de los grandes puertos norteamericanos, – Los Angeles y Long Island-, por haberse comprometido a trabajar día y noche hasta normalizar el tráfico, descarga y distribución de mercancías, después del colapso de la pandemia.

No sé si la gestión de Biden va a tener éxito. Pero me sorprendió que en un asunto de esta naturaleza, bajara a la calle e intentara llegar a todos los rincones donde el problema podía ser más agudo.

¿Me imagino a Sánchez en estos menesteres?. Pues, no. Aunque sería aconsejable que empezara a considerar el problema seriamente. La pandemia nos ha dejado en una situación de precariedad grande. Ha sido una guerra, una contienda con miles de víctimas. Y ahora estamos empezando a descubrir los efectos de una paralización generalizada, universal de la actividad. Ponerse en marcha nuevamente. Y esto no es tan fácil. Y esta dificultad, es la que provoca las alzas generalizadas de precios. Hasta que la maquinaria bien engrasada,- aquí o en USA-, vuelva a funcionar sin contratiempos.

¿Y cuándo?. Os contesto en enero.

14 de octubre de 2021



Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.