NATURGY

Buscaron un nombre que se supone fuera sugerente, atractivo y cambiaron el histórico de Gas Natural/ Fenosa, por el de Naturgy. Pero continúa, naturalmente siendo la misma empresa. Una sociedad controlada por la Caixa,- ahora «Criteria Caixa», que unía a dichas participaciones industriales otras como Repsol y Telefónica.

Pero los tiempos fueron cambiando y la Banca tenía que ir soltando lastre. Y dedicarse básicamente al negocio bancario. La Caixa separó de sus cuentas las participaciones industriales y se inició una nueva etapa, en la que las posiciones de control empezaban a dar paso a las estrictamente accionariales. El peso y la influencia que un día fueron existentes en Telefónica y Repsol, se han estado desvaneciendo.

En Naturgy, Criteria Caixa, continua siendo el primer accionista. Pero otros institucionales triplican su presencia en la compañía. Y ahora cabía decidir si se mantenía esta primacía o se vendía la participación a un fondo australiano que lanzó hace unos meses una OPA sobre el 22,7% de la sociedad.

Imagino que Isidre Fainé que continúa mandando en el grupo, habrá llegado a la conclusión que mejor quedarse. Naturgy es una empresa emblemática en Catalunya y puede seguir ofreciendo unos buenos dividendos con los que financiar los presupuestos de su Fundación. Y para ello se anunció publicamente hace días, que Criteria Caixa, compraría más acciones de Naturgy.

Con estas nuevas compras la cotización ha despegado y se ha acercado al precio de la OPA ofrecida por los australianos. La operación ha dejado de ser interesante a este precio.

Además el Consejo de Administración de Naturgy ha hecho público este pasado miércoles un «nuevo plan estratégico de inversiones». Otro palo para IFM el fondo australiano.

Y todo, ha de reconocerse, con la mayor elegancia. «Váyanse, no les queremos». «La OPA no ha sido solicitada».

No está mal. Australia está muy lejos.

30 de julio de 2021

DINERO PÚBLICO

¿Los presupuestos de la Generalitat son dinero público?. ¿Sí o no?. La respuesta más inmediata que a uno se le ocurre , es que son dinero público. Es decir dinero que ha de atender necesidades «públicas», de todos los ciudadanos. Y no de algunos, en particular, a quienes se les acusa, precisamente, de haber malversado fondos públicos.

Hasta ahí todo parece comprenderse bastante bien. Pero resulta que un organismo vinculado a la Generalitat, el «Consell de Garanties» ha dado el visto bueno, para que una institución también pública, el ICF (Institut català de Finances) avale las responsabilidades exigidas por el Tribunal de Cuentas del Estado a unos políticos por el mal uso que se hizo de unos recursos utilizados para favorecer la causa de la independencia.

¿Argumentos del «Consell»?. Pues ha sentenciado que en el asunto de marras, «no se está dando a los dineros públicos un uso distinto a la función pública», «y menos una aplicación privada.»

Desde la perspectiva del derecho administrativo, solo se me ocurre que la Administración,- la Generalitat-, pueda sumir las responsabilidades de funcionarios y cargos públicos en el ejercicio de sus funciones, aunque más tarde si procede negligencia o prevaricación, pudiera iniciar contra ellos las acciones de reparación que correspondieran.

Pero de ahí a aportar un aval de unos cuantos millones al Tribunal de Cuentas, a fin de que quienes,- con una clara desviación del interés público-, deberían hacerlo, queden liberados, hay una considerable distancia. Y más cuando esta misma institución intenta que algún día los fondos distraídos se devuelvan a la Generalitat.

Evidentemente con el derecho se están haciendo juegos malabares. Y el papel lo resiste casi todo. ¿Límites?. La lógica, el sentido común. El derecho es ante todo lógica y sentido común.

Y en esto que estoy tratando, de lógica y de sentido común, más bien poco.

30 de julio de 2021

SALARIO MÍNIMO

Vuelve este verano la demanda de un incremento del salario mínimo. «Podemos» insiste en ello y la vicepresidenta Nadia Calviño, al parecer ya ha cedido, afirmando que si en setiembre la coyuntura es favorable, se producirá este aumento.

Naturalmente creo que todos estamos de acuerdo en que los ciudadanos vivan lo mejor posible, esto es, que dispongan de unos ingresos suficientes que les permitan el acceso a los bienes de la sanidad, la educación y la cultura, en una sociedad que tenga como prioridad su bienestar. Este es o ha de ser el gran objetivo de cualquier gobierno.

Pero me pregunto si este objetivo se puede alcanzar con órdenes y con decretos. Al margen de la realidad de nuestra economía. ¿Cómo explicamos el incremento del salario mínimo cuando tenemos un 16% de paro?. Existen unos cuantos millones de españoles que no encuentran trabajo y en cambio le decimos al empresario que el salario mínimo ahora será mayor. ¿Bueno o malo para la ocupación?. Si con el salario mínimo actual estamos como estamos, el riesgo que corremos es que con uno mayor la desocupación vaya también en aumento. Esto es, contra la creación de empleo. ¿Y no es la creación de empleo lo que pretende el Gobierno?

En economía manda la productividad. Si eres más productivo vas a cobrar más. Si la economía funciona con una tasa de desempleo baja, las razones para impulsar el aumento del salario mínimo son evidentes. En gran parte ya se ocupará la creciente demanda de mano de obra de generar retribuciones que se correspondan con las necesidades existentes.

Los Estados no se hacen ricos, legislando sobre retribuciones mínimas. La economía funciona por unos vericuetos distintos a los que pretenden imponer determinados políticos. El ejemplo de Podemos es muy claro. La realidad es que la vicepresidenta Calviño está haciendo caso a un partido que no cree en la empresa privada. Que está, digamos, más en contra que a favor de la iniciativa individual. Que lo que quiere es Estado y más Estado. Y naturalmente que lo mantenga una iniciativa privada a la que precisamente está combatiendo.

Lo del salario mínimo es una muestra más de esta política. Y no será la última.

27 de julio de 2021

JUEGO DE NIÑOS


El del Ayuntamiento de Barcelona. Con el retrato o la efigie del rey que había sido retirada del salón de Plenos por la alcaldesa y el Juzgado le mandó reintegrarla.
Y lo hizo. Pero no en su primitivo lugar. Situándola en una pared lateral y con una fotografía minúscula del monarca. Así no se podría alegar que se había incumplido la orden de la justicia.

Ridiculo. Y además la Colau, apareció con una mascarilla republicana. ¿Que más hace falta para que esta plaga bíblica de los «comunes» desaparezca algún día de la vida ciudadana?

¿Y Collboni? El segundo después de la alcaldesa.Lo tengo por un buen elemento. Pero ¿Cómo puede permitir que ella le suelte en el Pleno de ayer, “ Vd. no tiene uso de la palabra”? Esta claro que le ha perdido el respeto. A él, al PSC -su socio en el Ayuntamiento- y a los demás del Consistorio. Imagino que tiene en la cabeza que ellos están en el gobierno del Estado. En el poder. Cierto. Con Podemos. Y que esto permite muchas licencias y muchos agravios. A quien sea.
Pues, estamos bien.
Bueno, estamos mal. Muy mal.

24 de julio de 2021

¿PLUS ULTRA?


Lo de Plus Ultra huele mal. “Plus Ultra”, “mas allá. Pero es indudable que el nombre no le va a la aerolínea. El hecho de que la jueza haya suspendido en tiempos de Covid la entrega de 34 millones de ayuda pública a la empresa, -con una flota de solo tres aviones y rutas a Caracas y Colombia,- cuando ya se habían entregado 19 millones, constituye todo un síntoma.
¿Transparencia? ¿ No estamos en la época de la excelsa transparencia? Pues un ejemplo debería serlo, el reparto de los fondos comunitarios “new Generation”. Por su naturaleza y finalidad ello exigiría,- exige- la creación de un organismo con participación de los partidos políticos que asegure una independencia, imparcialidad, objetividad a la hora de distribuir tanto dinero. 140.000 millones de Euros.
Este es un asunto de Estado. Y no se puede dejar su administración al partido de turno. Hoy al PSOE y mañana al PP.
¿Porque no se apuesta por una fórmula semejante?
Parece que no va a ser así. Dicho de otro modo, “no va a serlo”. Y mientras tanto tendremos casos como el Plus Ultra.

Este es el primero
Solamente.

Enviado desde mi iPhone

24 de julio de 2021