RESACA ELECTORAL

 

 

Vengo de Alemania. Resaca electoral. La televisión ya está planteando con un urgencia las distintas opciones. Gran coalición, unión de la izquierda y verdes o convocatoria de nuevas elecciones. Los socialistas se lo están pensando y mientras tanto Peer Steinbrück, el último secretario general, ya ha dimitido. Como que la última coalición de los dos grandes partidos no funcionó para el partido socialista y le supuso una gran pérdida de votos, ahora no quieren repetir. O por lo menos parece que van a consultarlo con sus militantes. La alternativa que se les ofrece, de todos modos, es complicada. Si dicen que “no” a Angela Merkel, el país puede reprocharles una falta de patriotismo, por querer enturbiar más las aguas de la política. Y además con unas nuevas elecciones, el electorado puede volcarse a favor de Merkel, dándole una mayoría absoluta. ¿Qué hacer?. Por el momento todo está en el aire. Pero quizá la reproducción de una gran coalición, podría ser aún una clara posibilidad.

Mientras tanto las voces que claman por seguir una política más dura en torno al euro, han estado avanzando lentamente. El partido “Alternativa para Alemania” que defiende un euro fuerte para los países del norte y uno débil, para los del sur, aunque no ha logrado superar la barrera del 5% para entrar en el Parlamento, ha engullido muchos votos que se dirigían a los liberales del FDP. Si la crisis en el seno de la Unión Europea se mantiene y las contribuciones alemanas a la estabilidad financiera, siguen también aumentando, el escepticismo acerca  de la moneda común, seguirá igualmente creciendo en Alemania. Es evidente que Angela Merkel ha establecido como objetivo fundamental la continuidad en la integración europea. “Esto es Alemania en esta hora y en esta era, no pueda quedarse sola.” “La historia no puede volver a repetirse. Aunque el precio que deba pagarse sea muy alto.” Pero las voces discrepantes que creen que el coste para los ciudadanos germanos ya ha sido demasiado alto, empieza a dejarse oír con cierta fuerza. Las opiniones y criterios de personajes importantes de la cultura, de la empresa, que entienden que no hay solución a la situación actual. Al creciente endeudamiento de países como Grecia, Portugal, Italia o España. A las reiteradas solicitudes al crédito de la Banco central europeo. Las fuerzas opositoras creen que Angela Merkel, Schäuble y sus amigos de partido se están equivocando con su política europea de “ir tirando”, sin saber muy bien a qué conduce este camino.

Un algo,- o un mucho-, de verdad hay en todo esto.

 

29 de septiembre de 2013



Deja un comentario