Archivo de marzo de 2021



LOS FONDOS EUROPEOS

En el aire. Están en el aire después de que el Tribunal Constitucional alemán haya paralizado hace unos días, los trámites relativos a la aprobación del paquete de setecientos cincuenta mil millones de euros previstos por parte de la Unión Europea para ser repartidos entre los distintos países, para afrontar las dificultades económicas derivadas del Covid19.

Del reparto previsto, a España le corresponderían ciento cuarenta mil millones y este año se había ya considerado en el Presupuesto un ingreso parcial de unos veintisiete mil millones. Por el momento la suspensión del tramite en la República Federal supone de hecho la paralización del proceso de obtención de estos recursos a través de la emisión de bonos o deuda por parte de la Unión Europea, recursos necesarios para poder distribuir luego entre los distintos países, las sumas previstas.

¿Qué esta sucediendo?. Pues no es nada nuevo. Algo tan elemental y fácil de comprender como que no todo el mundo está dispuesto a hacerse cargo de las deudas de otros. Lo que vale a nivel individual, vale igualmente a nivel de Estados. Los solicitantes de la suspensión al Tribunal Constitucional, -el partido AfD- habrán argumentado que resulta inconstitucional el que Alemania tenga que asumir los costes que han generado otros Estados, sin que se justifique de forma razonada el porque de todo ello. Y habrán añadido que no encuentran la justificación por mucho que la pandemia haya abrazado a muchos países y que la Unión Europea tenga que ser solidaria en esta tan trascendental cuestión.

Y comentaba antes que no estamos ante una novedad, porque hace años que venimos hablando de la emisión de deuda por parte de la Unión y de la resistencia,- mejor negativa- de algunos países a sumarse a la iniciativa. Y ha de reconocerse que la propuesta actual supone en definitiva aceptar la responsabilidad del pago de una deuda común. La emisión de obligaciones por parte de la Unión se liquidará con los propios presupuestos que se vayan aprobando. En definitiva los Estados tendrán que hacerse cargo de una proporción mayor del presupuesto comunitario. Y entre las partidas que lo conforman, constará naturalmente la amortización de los setecientos cincuenta mil millones de nuevo endeudamiento. De ahí la protesta de algunos parlamentarios alemanes.

Finalmente espero que todo siga adelante y los fondos lleguen. Al fin y al cabo, fue Angela Merkel la principal valedora del proyecto. Y francamente, no creo que el Tribunal Constitucional alemán se atreva a llevarle la contraria.

martes, 30 de marzo de 2021

FUSIONES

Finalmente la fusión entre Caixabank y Bankia ha llegado a buen puerto. Una entidad más grande y un banco menos. Para los consumidores, para los usuarios de servicios bancarios, para el pueblo llano, no está muy claro que la fusión traiga mejores servicios y más atención al cliente.

Porque el número de bancos se ha ido reduciendo drásticamente en estos últimos diez años.Lejos quedan ya los tiempos de las cajas de ahorro, repartidas por todo el territorio español. La crisis del ladrillo se las llevó a los cielos y dejó en algunos casos una estela de tragedia, con algún superviviente alimentado con respiración artificial como fue Bankia.

De aquella crisis, se dice que la Banca,- la que quedó-, salió reforzada y con fuerza para soportar nuevos embates de la economía. Esto es lo que se ha leído de forma repetida en los periódicos, pero la verdad es que la normalización en el sector bancario, tras aquellos años de incertidumbre, ha costado bastante que se consiguiera. La fusión Caixabank/ Bankia no es tampoco un gran ejemplo de operación que culmine el éxito de dos instituciones. Con unos intereses por los suelos, con unas rentabilidades escasas, con unos cambios tecnológicos que obligan a reestructurar un sistema de trabajo, cierre de oficinas y morosidad al alza derivada del Covid, los retos que ha de abordar la nueva Caixabank son enormes. Se piensa que el tamaño puede generar muchas sinergias. Posiblemente. Pero quizá no tantas a la vista de la situación actual de la coyuntura.

Decía al inicio de este breve relato, que los usuarios de servicios bancarios no tenían porque sentirse muy felices con la fusión. En realidad estamos asistiendo al proceso de consolidación de un oligopolio. Pocos bancos y grandes. De medianos o pequeños, no quedan casi. Y el oligopolio genera siempre una posición de dominio. Casi invisible. Puede ser. Pero existente. Para el cliente, menor capacidad de elegir, de discutir, de cambiar de banco.

Y por supuesto, menor competencia.

Y de esto se ha hablado poco.

lunes, 29 de marzo de 2021

SOSTENIBLE Y RENTABLE

Se dice con la boca pequeña. Porque parece que sea pecado hablar de beneficios. Que una empresa gane dinero. Ahora la frase de moda es la «sostenibilidad». la empresa ha de ser sostenible. Pero el flamante nuevo presidente de Caixabank, después de la fusión con Bankia,ha puesto el dedo en la llaga y ha dicho: «para ser sostenible has de ser rentable».

Evidente. Porque si no eres rentable, desapareces. La empresa pueda intentar ser «sostenible», pero si no es rentable, si pierde dinero, en pocos años ni será sostenible, ni rentable. Habrá desaparecido.

En Francia el gobierno ha inventado un nuevo término para las empresas. La frase que lo resume, es la siguiente: «entreprise a mission». Esto es el objetivo máximo de las empresas ha de ser el «beneficio del planeta», la salud económica de clientes, proveedores y empleados y no solamente la de los accionistas.

El adalid de esta nueva concepción empresarial ha sido Emmanuel Faber, presidente de Danone que ha proclamado a este grupo como modelo de la «entreprise a mission».

Pero, -no sé si sorprendentemente, – a Faber los accionistas le han despedido en fechas recientes. Los resultados del balance no han sido satisfactorios y parece que Danone va por detrás de otras empresas de la competencia más dinámicas y rentables.

La reflexión es interesante. La «sostenibilidad» y la «entreprise a mission» tienen muchos puntos comunes. En realidad se está diciendo: «accionistas, no busquéis en vuestras inversiones el máximo rendimiento. La empresa ha de considerar también otros aspectos tan importantes como el de la rentabilidad».

Los fondos de inversión, los fondos de pensiones que administran el dinero de miles de empleados y funcionarios, no se que pensarán de esta buena nueva. Porque si no obtienen una buena rentabilidad de sus inversiones van a peligrar las jubilaciones de sus asegurados. Estos asegurados que por otra parte claman por la sostenibilidad.

Difícil, muy complicado. Imposible dar satisfacción a todo el mundo. Deseos, sí. La realidad es otra.

domingo, 28 de marzo de 2021

CATALUNYA

Lo de la política catalana es un laberinto. Después de las elecciones los partidos independentistas,- ganadores en estos comicios-, buscan una salida. Pero no la encuentran. Y mientras, van dando vueltas y más vueltas. La salida es la autodeterminación y la independencia. Pero la salida está cerrada.

Además entre ellos no hay manera de entenderse. Como Puigdemont quedó segundo, no admite que su protagonismo, pueda quedar relegado en favor de Esquerra. Y por esto quiere que el «Consell per la República» el pseudo constitucional catalán, sea el que tenga la última palabra. Con él, naturalmente, de sumo pontífice,

Los de Esquerra Republicana, no quieren admitir esta, digamos, sugerencia o reflexión. Piensan que en el orden de sufrimientos por la patria, Junqueras le lleva la delantera a Puigdemont. Estar en la cárcel es bastante más incómodo que vivir en una confortable mansión en Waterloo. Y que aún cuando la diferencia de diputados sea mínima, son ellos los que han ganado las elecciones.

Así las cosas todos niegan que se tenga que ir a una nueva confrontación electoral. Y esperan apurar el tiempo que queda, para llegar a un acuerdo, que pueda contentar a todos. Esto es repartirse la «tarta» con la mayor equidad posible.

Bien, ésta es la Catalunya que tenemos.

Merecemos algo más.

sábado, 27 de marzo de 2021

«PIDO PERDÓN»

¿Puede un político pedir perdón? ¿No asume un riesgo excesivo ante sus votantes? Bueno, Ángela Merkel lo ha hecho ayer. Dijo que la responsabilidad en un incidente del Covid, era única y exclusivamente suya.

¿Pero el político, no tiene siempre razón? Porque estadísticamente,- aunque no hay estadísticas sobre ello-¿ Cuántos políticos en la historia han pedido públicamente perdón? ¿Cuántos han reconocido que se equivocaron? Pocos, muy pocos.

El problema es que el político cuando tiene el poder piensa que no puede errar. Porque el poder reviste al político de una aura de perfección. Y si además lo que dice, lo que afirma, luego se publica en el Boletín oficial del Estado, la verdad del gobernante se convierte en verdad “oficial”. Aunque sea una mentira. Y la verdad “oficial” impone mucho. Respeto y hasta temor.

Las equivocaciones de los políticos le han costado a Europa dos grandes guerras. Si estos políticos que tenemos todos en la memoria hubieran reconocido sus errores a tiempo y hubieran pedido perdón, nos habríamos ahorrado muchos millones de muertos. 

Pediré aquí en España que el presidente Sánchez haga algún día como ha hecho Ángela Merkel. Y que pida perdón. Que no tenga vergüenza de pedir perdón por los errores cometidos. Como cuando nos dijo que si Pablo Iglesias entraba en el gobierno, no dormiría él y con él todos los españoles. Y sin embargo luego aceptó que este personaje fuera un vicepresidente del gobierno. Podía haber dicho:“Me equivoqué. Pido perdón” Y no lo hizo.

No lo hizo y tampoco va a hacerlo ahora. Piensa que no es necesario. Que no vale la pena. Que los electores no se lo van a tener en cuenta.

De momento.

viernes, 26 de marzo de 2021