Archivo de abril de 2021



TRABAJO Y LIBERTAD

Libertad de trabajar. Libertad de ir a trabajar aunque otros lo prohiban y quieran impedirlo. Esto parece lo lógico en un Estado democrático. Pero, no. Los piquetes son los que deciden, cuando el sindicato fija su estrategia y dicta sus órdenes.

Ahora el PSOE de la mano del Gobierno ha dado un paso más para recortar la libertad individual. Del empleado, del trabajador que decide ir a trabajar aunque el sindicato diga lo contrario.

Y para conseguirlo se ha derogado el artículo 315.3 del Código Penal que imponía penas de privación de libertad a aquellos que con coacciones impidieran el libre ejercicio del derecho al trabajo.

De este modo los piquetes en las empresas en conflicto, tienen vía libre para actuar y para coaccionar. La coacción legitimada por ley. Pero que se opone frontalmente al derecho, a la justicia, a la propia democracia, para acercarse al totalitarismo y al gobierno de unos cuantos.

Que quieren seguir mandando al margen de la voluntad de los demás.

domingo, 25 de abril de 2021

EL FÚTBOL. SIGLO XXI

La verdad es que no sigo ya muy de cerca,- como antaño hice-, el ritmo y la evolución de este deporte. Y leí con una cierta pasividad el titular acerca del anuncio de la «Superliga» una competición de los clubs más famosos auspiciada al parecer por el presidente del Madrid, Florentino Perez. Anuncio a toda plana y a las pocas horas renuncia de la mayor parte de los clubs que se habían sumado a la iniciativa.

A poco que se profundizara en la cuestión podía descubrirse que estábamos ante una jugada financiera para intentar consolidar el futuro de los grandes equipos y la estabilidad de sus presupuestos. Porque, ¿Quiénes son hoy los propietarios de estas entidades cargadas de historia, de éxitos y fracasos en las competiciones europeas y mundiales?. Pues la tarta se la reparten oligarcas rusos, jeques del petróleo y algunos empresarios chinos, que quieren aprovechar el enorme mercado que se abre en su país a este deporte. Ah y algunas excepciones de clubes que no se convirtieron en sociedades anónimas, por el importante número de socios que los sustentaban, su origen y carácter, muy anclado en el medio geográfico y humano en el que actúan. Ejemplos más claros, el FC Barcelona y el Real Madrid. Excepciones sin duda.

Pero lo claro es concluir que si los poderosos del dinero accedieron al control de los clubs europeos más conocidos, fue sencillamente porque los grupos empresariales o financieros locales, llegaron a la conclusión que invertir en el fútbol era una empresa demasiado arriesgada y solamente apta para que se asumiera por quien pudiera permitirse perder dinero uno y otro año. En otro caso no me cabe ninguna duda que los accionistas actuales de las entidades deportivas más famosas, serían inversores del propio país.

Es lógico por ello que Florentino Perez se esté preocupando de buscar una alternativa al futuro económico del Real Madrid, que continúa siendo un Club cuyos propietarios son los socios. E igualmente sucede con el F.C. Barcelona, hoy tremendamente endeudado. Difícilmente estas dos entidades podrán mantener su status actual, sin que se encuentre una vía de salida a una situación que además, la pandemia,- con los estadios vacíos-, ha contribuido a evidenciar.

Alguna fórmula se tendrá que inventar que disipe y difumine el rechazo al proyecto actual, tanto en los frentes político como deportivo. La propuesta de una Superliga ha sido algo más que un globo sonda. Situar al futbol en el siglo XXI. El siglo de la revolución de las nuevas tecnologías. ¿Lo está ahora?.

Posiblemente, no.

sábado, 24 de abril de 2021

CUADRATURA DEL CÍRCULO

Se le parece.

Por una parte el Banco Central Europeo quiere entidades bancarias fuertes y saneadas y por otra ahora, algunos ministros, -Calviño, Escrivá,Diaz- piden que los despidos derivados de las fusiones sean los mínimos. 

Y naturalmente sabían ya estos ministros que la reducción de plantilla en una fusión como la de CaixaBank y Bankia iba a ser inevitable. En gran parte, porque por esto se hizo la fusión. Para que la misma sirviera para abrir la llave de los despidos. Miles de empleados de estas dos entidades se van a ir a la calle.

No se puede por tanto dar la bienvenida a un banco más grande y ahora reclamar que la consecuencia sea la del mantenimiento de los puestos de trabajo. Porque el tamaño y la estructura actual de las instituciones crediticias pasa por menos presencia en la vía pública y por una optimización de las herramientas digitales. No hay otra alternativa.

Y porque además el equilibrio financiero de las entidades bancarias se hace cada vez más difícil. Se les está pidiendo al mismo tiempo que concedan más crédito a las pequeñas y medianas empresas y por otro que han de estar vigilantes a la salud de sus balances. Si este último objetivo tuvieran que seguirlo de manera muy rigurosa, tendrían que invertir los fondos que reciben de la clientela en deuda pública de los Estados. Porque esta deuda es la que según la conocida normativa de Basilea, la que no consume capital. Y naturalmente cuando se está prestando al sector privado, se está asumiendo un riesgo. Es decir la posibilidad de perder el dinero invertido.

O sea que la cuadratura del círculo es una vez más imposible. No se puede apostar por fusiones y luego exigir o pedir que todo quede igual que antes. No se puede pedir que los bancos atiendan las peticiones de clientes con pocas garantías, pero con voluntad de seguir en el negocio y por otra parte advertirles que los activos de los balances han de ser inmaculados.

Buenos tiempos para la banca no son. Pero se olvida a veces con demasiada frecuencia que los bancos no son más que el espejo de la economía, del país y del entorno en el que desarrollan su actividad.

Y el país y la economía que tenemos, nos es ya de sobra conocido. 

viernes, 23 de abril de 2021

ESCRIVÁ / PONZI

Os preguntareis a qué viene el título. Escrivá es el actual ministro de la Seguridad Social y Migraciones y Ponzi fue un sistema fraudulento de captación de inversiones, a través del cual, los fondos que se obtenían de los inversores servían para retribuir los intereses o las ganancias de los capitales que se habían aportado con anterioridad por parte de otros inversores. El sistema solamente podía funcionar si permanentemente la caja se iba nutriendo con nuevos recursos.

Recordareis también que éste fue el sistema utilizado por Bernard Madoff, recientemente fallecido,- 14 de abril- y que fue condenado a ciento cincuenta años de cárcel , por una estafa que se elevaba a 65.000 millones de dólares. Prácticamente a lo largo de su vida profesional pudo servirse de este método, escapando al control o la sospecha de financieros, de bancos y de autoridades bursátiles. Hasta que finalmente el esquema Ponzi, el esquema piramidal, se derrumbó. Mientras los inversores creyeron en las dotes y en las capacidades de Madoff de generar rentabilidades superiores a las del mercado, el mecanismo fue funcionando. Hasta que un día el manantial se secó.

¿Y porque establezco una relación entre Escrivá y Ponzi?. No se trata por supuesto de una relación personal. La relación está en el sistema, que ya viene de antiguo. La Seguridad Social española, las pensiones. Las jubilaciones se pagan no con el dinero que han ido aportando los trabajadores periódicamente a modo de prima de un seguro que garantiza el cobro de una pensión o renta al cabo de unos años. Al contrario, las jubilaciones se pagan con el dinero que se va recaudando día a día del mundo laboral. La llamada «caja única» y el también denominado «principio de reparto». Si el porcentaje de paro es muy elevado, la cantidad recaudada para hacer frente a las pensiones antiguas será menor. Y si además las pensiones deben irse actualizando, los riesgos de que los ingresos no sean suficientes para cubrir las necesidades de este género serán también mayores.

Dicho en otras palabras. Si el desempleo alcanzara cifras muy importantes, no habría dinero para pagar las pensiones. Un esquema igual o semejante al propio de Ponzi. Claro que el Estado siempre nos puede decir que si se produjera esta eventualidad, el Presupuesto estatal saldría en ayuda de los jubilados, tal como está efectuando ahora de manera complementaria con otros conceptos derivados de las propias pensiones públicas. Que el Estado en cualquier caso es el que garantizaría el cobro de las mismas. Pero esta reflexión no es incompatible con la pregunta que puede hacerse acerca de la idoneidad de un sistema semejante. Ponzi no es un ejemplo a seguir.

Precisamente el ministro Escrivá está tratando de hallar fórmulas que garanticen el pago futuro de las pensiones. Y ha propuesto que se trabaje más.

Seguiremos hablando de ello.

miércoles, 21 de abril de 2021

LOS EXTREMOS SE TOCAN

Podemos y Vox. Dos extremos. Ambos generan animadversión, rechazo. O bien, estima, atracción y hasta un punto de devoción. ¿Porqué? Es la reacción. Es la reacción a una insatisfacción, a una infelicidad. Al hecho de que quienes nos representan no son capaces de resolver nuestros males. Y si no lo hacen, no lo han hecho,vamos a probar otra cosa. A sabiendas que a lo mejor el experimento tampoco va a funcionar.

Por tanto quizá mejor, no abundar en la crítica a la «extrema derecha» o a los «comunistas» de Podemos, como se acostumbra a hacer por parte de quienes se confiesan constitucionalistas. Mejor preguntarse porque los votantes se fueron del centro, de la izquierda o la derecha tradicionales para abrazar a una opción más radical. Es decir donde se han producido las lagunas, los vacíos, las insuficiencias en el gobierno de los grandes partidos que hayan propiciado el nacimiento de estas opciones políticas.

Dicho de otro modo. Los grandes responsables de la existencia de Vox o Podemos, han sido PSOE y PP. Partidos que se han visto impotentes de abordar los problemas de la ciudadanía en momentos duros y complicados. Los votantes se han sentido huérfanos. Ningún partido les escuchaba , ningún político estaba dispuesto a alzar la voz y proponer soluciones a sus males. Hasta que alguien o algunos les hablaron de que el cambio era posible. Alguien que con un lenguaje fácil y directo, les lanzó un mensaje de esperanza. Los partidos que habían dirigido el país en los últimos treinta y cinco años, no habían hecho prácticamente nada. Ellos, decían, sí lo conseguirían. Ellos no formaban parte de la «casta».

Y de las palabras a los resultados. Resultados electorales. Podemos empieza a ganar incondicionales y muchos votos. Y al otro lado del espectro político, Vox también. Un discurso que quiere cubrir el flanco que la derecha ha dejado desnudo. No valen las medias tintas. Hay que decir las cosas claras. Defensa de la nación española, de las virtudes patrias, de la mayor libertad en el marco de la iniciativa individual.

Y así estamos. Hemos vivido unos pocos años de euforia hacia los extremos. Pero ahora, ¿De vuelta al bipartidismo? ¿A a la «normalidad»?. Se están produciendo algunas escaramuzas que llevan este signo. ¿Han aprendido la lección los viejos partidos? ¿Vamos a pasar del multipartidismo, como algo coyuntural a una segunda etapa de bipartidismo en esta España democrática?. No niego que esto sea posible. Y que los electores después de haber probado otras opciones, vuelvan al redil. Convencidos de que las proclamas, las palabras, no van mucho más allá del verbo encendido de sus líderes.

Las elecciones a la Comunidad de Madrid serán el primer banco de pruebas que nos dirá si esta tendencia va en camino de consolidarse. Hay posibilidades de que ello sea así. Los vientos soplan a favor.

domingo, 18 de abril de 2021