EL MURO

De acuerdo. Trump era un creído, prepotente y bastante estúpido. Quería construir un muro a lo largo de la frontera mexicana, para disuadir a los emigrantes de querer introducirse en los USA. Empezó a construirla. Creía que era la única opción para frenar a la corriente migratoria.

Y todos lo pusieron verde. Lo tacharon de racista. Una insensatez más del presidente. Pero, ¿Qué está haciendo Biden?. Se habla menos del problema que cuando estaba mandando Trump. Por lo que leemos, la tragedia sigue a las puertas de la inmensa frontera que separa los Estados Unidos de México. Y peor. Las devoluciones «en caliente» se siguen produciendo con mayor intensidad y las mafias están actuando contra la pobre gente retenida en la zona. Biden ha dado alas a todos estos grupos. Coacciones, secuestros, desapariciones. El gran drama de los menores no acompañados.

¿Qué hacer?. Biden, naturalmente, no hablará del muro. Pero, si no abre las puertas de par en par, estará obligado a seguir enfrentado con los miles y miles de nicaraguenses, salvadoreños, colombianos, que quieren entrar sí o sí en los Estados Unidos.

Un problema insoluble. Pero la prensa es más amable y contemporizadora con Biden.

En esto tiene mucha suerte.

9 de mayo de 2021



Deja un comentario