SOCIALISMO

Si el objetivo de los políticos, de la política y de las ideologías es simplemente que la gente viva mejor, uno se pregunta porque esto es tan difícil de comprender, de digerir, de asumir por parte de unos cuantos políticos. Políticos de ayer, de hoy y con toda seguridad de mañana. Porque la memoria es frágil y no se aprende de las tragedias vividas.

Sin ir más lejos, lo que esta semana ha sucedido en Cuba. Una sociedad que dice basta. Después de sesenta años de revolución. Una revolución que se suponía tenía como objetivo mejorar las condiciones de vida de la población. Preservando unos mínimos derechos personales, de todos conocidos y que no hace falta ahora subrayar. Pero han pasado ya estos años. Y unas cuantas generaciones de cubanos. Y la prometida revolución no ha conseguido sus frutos. El bienestar de los ciudadanos.

El socialismo establecido con toda su crudeza desde la entrada del castrismo, no ha servido para que la sociedad prosperara. El sistema falló una y otra vez. Como lo había hecho en la misma Unión Soviética. ¿Porqué no cambiar?. ¿Porque no aceptar la realidad de unos mecanismos alejados de la economía de mercado que nunca llegaron a funcionar?.

Y sin embargo en muchos cenáculos de países con credo democrático, la izquierda siempre justificó al régimen cubano. Tuvo siempre buena prensa. Una izquierda que vivía con las comodidades de una economía avanzada , -muy alejadas a las existentes en aquella isla,- pero que se permitía censurar y denostar a la sociedad liberal y capitalista que con sus limitaciones, había generado mucha riqueza para unas mayorías.

Los políticos que son y que están para servir al pueblo, cuando se instalan en el poder olvidan en ocasiones este gran y elemental objetivo. Y por supuesto, ponerse a su disposición en un escrutinio periódico, para que este pueblo decida en unas elecciones, si son dignos de seguir sirviéndole.

Los dirigentes cubanos, después de sesenta años de poder, tendrán olvidada o proscrita esta máxima. Y esta semana con estas manifestaciones que han llegado a todas partes, los ciudadanos se la han estado recordando.

Algún día tendrán que aceptar esta realidad.

Que sea más pronto que tarde.

18 de julio de 2021



Deja un comentario