General



«RIDERS»

Sí,sí, son los que te llevan el almuerzo a casa, la pizza o lo que sea, y los ves avanzar veloces, como trotando, con un vehículo de dos ruedas por la vía pública. Y naturalmente con un fardo de colores muy vivos a cuestas. Deliveroo o Glovo, por ejemplo. Me referí a ellos no hace mucho.

La flamante ministra de trabajo, la muy roja y elegante Yolanda Díaz, anunció ayer con aires de triunfo, que España era el primer país del universo que había regulado el trabajo de los «riders». Esto es, iban a pasar de simples parias del mundo laboral a empleados de las empresas que los contrataban. Dejarían el carácter de «falsos autónomos» y se incorporarían a la nómina de las empresas con todos los honores.

Muy bien. Pero ha resultado que a estos autónomos, a una mayoría de ellos no les ha gustado el proyecto, la idea de la ministra. Y prefieren seguir como autónomos. Ya han comenzado las manifestaciones. Además han llegado a la conclusión que mejor trabajar en las condiciones en las que hoy lo hacen, -aunque por supuesto sean manifiestamente mejorables-, que irse a engrosar la cifra de parados. Porque Yolanda Díaz y el gobierno, al adoptar esta decisión, no han contado con la opinión de las empresas dedicadas a estas tareas.

Claro, legislar al margen de las circunstancias que inciden en un sector concreto de la economía, es muy arriesgado. Con las cargas sociales existentes y las obligaciones inherentes a los contratos de trabajo en nuestro país, veremos si se produce la conversión de todos estos autónomos en empleados de la empresa. Ahí juegan un factor importante los costes y precios existentes en este ramo de la distribución de productos y la repercusión que la nueva ley pueda tener en la decisión de los empresarios implicados.

Vamos a hacerlo más fácil. ¿La conversión en empleados de los «riders», irá a favor o en contra de una mayor ocupación? A mi juicio en contra. Y nadie creo, discute la necesidad de que las condiciones de trabajo sean lo más sobresalientes posible. Pero otra cuestión es si el estado de la economía en España, permite estas iniciativas que los propios afectados discuten.

Yolanda Díaz era abogado laboralista. No sé si se da cuenta ahora de que ya no lo es. Que tiene que dedicarse a defender a todos los españoles. Aunque haya situaciones que no le gusten. Tampoco a mí. Pero es que aquí el remedio puede ser peor que la enfermedad.

miércoles, 12 de mayo de 2021

LOS PUJOL

No cabe ninguna duda que la familia Pujol se enriqueció a lo largo de más de dos décadas, en las que la corrupción fue preponderante en la época que el patriarca presidió la Generalitat. Cuando uno manda durante tanto tiempo, con un poder casi omnímodo, imagino se tiene la tentación de pensar o creer que el país es tuyo. Y que nada te está vedado. Y que nunca te pedirán cuentas.

Pero lo que antes se entendía como normal en la vida pública y que nadie se hubiera atrevido a denunciar, tiene hoy una lectura y una interpretación muy distintas.

La fiscalía ha presentado al Tribunal el escrito acusatorio contra prácticamente todos los miembros de la familia. Los fiscales solicitan penas entre ocho y veintinueve años de reclusión.

Pero no creo que los jueces hagan mucho caso al criterio de fiscalía. Se habla de delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales, delitos fiscales o falsedades. Todos tendrán que demostrarse. Y no va a ser fácil. Sospechas, presunciones muchas. Testigos, evidencias, pocas. Estos temas son incómodos. Nadie quiere que le llamen para explicar lo que vivió. En algunos casos, además el delito habrá prescrito, porque los hechos se remontan a un pasado ya bastante lejano. No creo que me equivoque si afirmo que el juicio va a concluir con penas que no van a superar los tres o cuatro años, con alguna o algunas absoluciones.

Después de tantos años parece que el final está próximo. Pienso que a la mayoría ya les es igual el desenlace. Es el tiempo que lo borra todo. El recuerdo ha desaparecido de la memoria. 

A otra cosa.

miércoles, 12 de mayo de 2021

EL MURO

De acuerdo. Trump era un creído, prepotente y bastante estúpido. Quería construir un muro a lo largo de la frontera mexicana, para disuadir a los emigrantes de querer introducirse en los USA. Empezó a construirla. Creía que era la única opción para frenar a la corriente migratoria.

Y todos lo pusieron verde. Lo tacharon de racista. Una insensatez más del presidente. Pero, ¿Qué está haciendo Biden?. Se habla menos del problema que cuando estaba mandando Trump. Por lo que leemos, la tragedia sigue a las puertas de la inmensa frontera que separa los Estados Unidos de México. Y peor. Las devoluciones «en caliente» se siguen produciendo con mayor intensidad y las mafias están actuando contra la pobre gente retenida en la zona. Biden ha dado alas a todos estos grupos. Coacciones, secuestros, desapariciones. El gran drama de los menores no acompañados.

¿Qué hacer?. Biden, naturalmente, no hablará del muro. Pero, si no abre las puertas de par en par, estará obligado a seguir enfrentado con los miles y miles de nicaraguenses, salvadoreños, colombianos, que quieren entrar sí o sí en los Estados Unidos.

Un problema insoluble. Pero la prensa es más amable y contemporizadora con Biden.

En esto tiene mucha suerte.

domingo, 9 de mayo de 2021

NUBES TORMENTOSAS

Que Brufau y Fainé tenían interés en que Del Rivero no aterrizara en Repsol, es evidente. Repsol la controlaba la Caixa, y no quería perder el poder en la petrolera.

Ahora tanto Brufau como Fainé pretenden ante el juez descargar la responsabilidad del espionaje, del trabajo encargado al comisario Villarejo (400.000 Eur), alegando que esto era competencia de los respectivos jefes de seguridad de las dos empresas. Y que ellos jamás se enteraron de nada.

Imposible. Imposible que no se enteraran. Imposible que no hubieran dado órdenes para investigar a Del Rivero. Para intentar frustrar sus planes de apoderarse de Repsol. En las empresas las órdenes van de arriba a abajo. Y si el de arriba no dice nada, nadie se mueve.

Lo que quizá no sabían tanto Brufau como Fainé es que Villarejo continuaba siendo un funcionario, un comisario de policía en activo, y que esta condición comportaba muchos riesgos.

Para regocijo de Del Rivero, ahora lo están pagando. Difícil que el Juzgado admita que los únicos culpables del espionaje fueron los responsables de seguridad.

Aunque en el mundo de la justicia, todo es posible.

domingo, 9 de mayo de 2021

LIBERTAD

La Constitución es clara. Derechos fundamentales. Art.17. «Toda persona tiene derecho…a la libertad.» y art.19. «Los españoles tienen derecho a circular por el territorio nacional».

Estas libertades son las que han venido restringidas por el estado de Alarma. Pero si esta situación acaba de terminar, la Constitución,- los anteriores preceptos- sigue vigente en toda su extensión.

¿Puede una Comunidad Autónoma recortar esta libertad? No. ¿Y si se promulga alguna norma referida a ello en términos más o menos restrictivos?. Tampoco. De todo esto se está hablando estos días. Una especie de «geometría variable» en función de los grados de pandemia que afecten a los diversos territorios.

Y la contestación es clara. O el Gobierno central es el que establece un nuevo estado de Alarma con el aval del Parlamento, o tendrá este mismo Parlamento que determinar porque razones, tan especiales, a determinadas regiones deberían restringirse los derechos fundamentales de sus ciudadanos. Y aún así, -si se produjera tal supuesto, -dudo de su legalidad, dada la claridad de los preceptos constitucionales antes expuestos.

La libertad no es divisible. Unos más y otros menos. Todos igual.

domingo, 9 de mayo de 2021