UN PASEO POR NEW YORK

Sí, algo extraño está sucediendo entre los gobiernos de U.S.A. y España.
Extraño y serio. O mejor, extraño y muy grave. Que Sánchez se vaya a los Estados Unidos, visite New York, Los Ángeles y San Francisco y la diplomacia norteamericana, -el embajador en España,- no lo haya preparado de forma cuidadosa, no haya remitido una invitación formal a la Moncloa a fin de que el presidente fuera recibido por Biden  es un asunto “gordo”. Yo lo calificaría como una humillación. Y por supuesto también que Sánchez se haya atrevido a ir, como de paseo, sin tener la garantía de que le iban a recibir,  como corresponde a un país importante de la Unión Europea. 

¿Qué sucede?  Una primera lectura, -todo lo apresurada que queramos-, puede ser, la de que los Estados Unidos no entienden que en el Ejecutivo de nuestro país estén  co/ gobernando los comunistas. En Estados Unidos este es un tema muy trascendente que nunca se ha tomado a broma. Solo hace falta rememorar algunos episodios de su historia. En cambio aquí se ve con absoluta normalidad, que haya unos señores que quieren «cargarse» al sistema. Que los aceptemos, además, para que trabajen desde dentro para seguir erosionando  las instituciones. ¿Y todo porqué? Pues para que Sanchez siga mandando. 

Esto los Estados Unidos lo saben. Tienen toda la información. Al minuto.

Y no se lo perdonan.

22 de julio de 2021

EMPRESARIOS / EMPRENDEDORES

¿Os habéis fijado que desde hace ya algún tiempo no se habla tanto de empresarios como de emprendedores?

Como el empresario ha sido un personaje absolutamente despreciable durante muchos años, pero en cambio sigue siendo necesario como principal generador de ocupación, entonces se ha buscado un sinónimo más simpático, más cómodo, más neutro, que pueda ser asumido por el «progresismo.»

Así los socialistas hablan de emprendedores. Preferentemente. Y los conservadores hablan de empresarios. Bien, ¿Pero se puede ser empresario y no emprendedor?. ¿O a la inversa?. Si resulta que ambos tienen empleados, su objetivo es producir bienes o prestar servicios, ganar dinero y no perderlo, ¿Porqué no nos dejamos de tantos eufemismos,- al pan pan, al vino vino,- y hablamos de que todos son empresarios,- o que todos son emprendedores ?.

Imaginaos que decidiéramos que todos son «emprendedores», con lo cual tendríamos que decir o escribir , «el emprendedor Sr.Galan, presidente de Iberdrola» o «el emprendedor Sr.Brufau, presidente de Repsol. Claro que para el común de la gente parece que los emprendedores son gente más modesta.

Ah, y también más dinámica. Ejemplo, ¿ Los propietarios de Google, Larry Page o Serguei Brin son empresarios o emprendedores? ¿O Steve Jobs de Apple fue emprendedor o empresario?

Yo creo que como sociedad adulta tenemos que huir de estos complejos y no tener ningún reparo en proclamar que los empresarios son todos emprendedores y que los emprendedores, son también empresarios. Y además, capitalistas. Sin sonrojarse.

Es hora ya de dejarse de historias . Y naturalmente, de ideologías.

22 de julio de 2021

¿Porqué no?

¿Porqué no puede existir una competencia en el ámbito fiscal entre Comunidades autónomas?. La vicepresidenta y ministra de economía Nadia Calviño, ha dicho que «Madrid no puede alentar una competición fiscal a la baja».

Bien, ¿entonces qué es lo que se quiere? ¿Una igualdad, una armonización fiscal entre todas las regiones? ¿Pero no estamos ante un Estado autonómico, descentralizado, en el que cada una de las Comunidades establece sus pautas y sus criterios en el ámbito de las capacidades impositivas que le brinda la Constitución?.

La contienda, la divergencia es clara. Y muy sonora. Con Ayuso de portavoz. El Estado , insaciable, quiere recaudar más. Está muy convencido que una alta fiscalidad no va a perjudicar a la economía. A la inversión. Y mejor que las Comunidades se queden quietas y asientan a lo que manda el Estado. El Estado protector. El centralismo constitucional.

En la Comunidad de Madrid se piensa de otro modo. Mejor que los ciudadanos tengan más dinero en sus bolsillos. Esto alentará el consumo. Y mejor también que una menor imposición en las empresas, permita el que éstas prefieran un lugar en el que la iniciativa privada y la inversión sean prioritarios en los políticos. Esta conducta, esta estrategia está dando ya sus frutos a la vista de los resultados de las estadísticas.

La opción por la alternativa madrileña es clara. Por lo menos para mí. Y lo afirmo al margen de circunstancias de oportunidad política. Naturalmente la prensa mayoritaria apuesta por una mayor fiscalidad y por unos mayores presupuestos. Y se olvida siempre que es el sector privado, el gran generador de empleo. Si se elige a la Comunidad madrileña como sede de la empresa y centro de negocios, será por algo.

Pero este discurso hoy tiene aún poco recorrido.

Vamos a esperar. Paciencia.

21 de julio de 2021

SOCIALISMO

Si el objetivo de los políticos, de la política y de las ideologías es simplemente que la gente viva mejor, uno se pregunta porque esto es tan difícil de comprender, de digerir, de asumir por parte de unos cuantos políticos. Políticos de ayer, de hoy y con toda seguridad de mañana. Porque la memoria es frágil y no se aprende de las tragedias vividas.

Sin ir más lejos, lo que esta semana ha sucedido en Cuba. Una sociedad que dice basta. Después de sesenta años de revolución. Una revolución que se suponía tenía como objetivo mejorar las condiciones de vida de la población. Preservando unos mínimos derechos personales, de todos conocidos y que no hace falta ahora subrayar. Pero han pasado ya estos años. Y unas cuantas generaciones de cubanos. Y la prometida revolución no ha conseguido sus frutos. El bienestar de los ciudadanos.

El socialismo establecido con toda su crudeza desde la entrada del castrismo, no ha servido para que la sociedad prosperara. El sistema falló una y otra vez. Como lo había hecho en la misma Unión Soviética. ¿Porqué no cambiar?. ¿Porque no aceptar la realidad de unos mecanismos alejados de la economía de mercado que nunca llegaron a funcionar?.

Y sin embargo en muchos cenáculos de países con credo democrático, la izquierda siempre justificó al régimen cubano. Tuvo siempre buena prensa. Una izquierda que vivía con las comodidades de una economía avanzada , -muy alejadas a las existentes en aquella isla,- pero que se permitía censurar y denostar a la sociedad liberal y capitalista que con sus limitaciones, había generado mucha riqueza para unas mayorías.

Los políticos que son y que están para servir al pueblo, cuando se instalan en el poder olvidan en ocasiones este gran y elemental objetivo. Y por supuesto, ponerse a su disposición en un escrutinio periódico, para que este pueblo decida en unas elecciones, si son dignos de seguir sirviéndole.

Los dirigentes cubanos, después de sesenta años de poder, tendrán olvidada o proscrita esta máxima. Y esta semana con estas manifestaciones que han llegado a todas partes, los ciudadanos se la han estado recordando.

Algún día tendrán que aceptar esta realidad.

Que sea más pronto que tarde.

18 de julio de 2021

CONDE PUMPIDO

Pues no, no tienes razón. Por mucho que digas que restringir derechos no es lo mismo que suspenderlos, esto no es así. Mientras estás “restringiendo” derechos, los estás suspendiendo. Más o menos. Pero los estás suspendiendo. Simplemente porque no los puedes ejercitar.


Conde Pumpido, miembro del Tribunal Constitucional y con anterioridad Fiscal General, ha sido una de las voces discrepantes de la sentencia de este Tribunal que establece que el estado de Alarma no era el camino procedente para suspender derechos fundamentales, preservados por la Constitución. Lo que procedía era declarar el «estado de excepción» previsto en la Carta magna y que lo aprobara, naturalmente, el Parlamento. El gobierno en cambio se quiso ahorrar este trámite. Porque sabía que tendría problemas para conseguir un consenso.

También Margarita Robles, ministra y magistrada, se ha puesto de lado de Conde Pumpido y ha acusado al Tribunal Constitucional de «elucubrar». Le ha replicado, otro miembro, creo que Andrés Ollero, manifestando, claro, que la «elucubración» forma parte del análisis, de la reflexión y del estudio de las materias que le incumben a este organismo.

Y por último una tal Ione Belarra que también es ministra y que forma parte del grupo comunista, ha solemnizado públicamente que el Tribunal Constitucional es la auténtica oposición del gobierno. Y que por tanto esto tiene que arreglarse.

Con tantos frentes abiertos, el Tribunal Constitucional se erige como la última instancia que le queda a la democracia hispana para seguir viva.

A ver si aguanta. Por el bien de todos.


18 de julio de 2021